Sin tacones ni vestidos de fiesta... así es un día cualquiera en Hollywood

Apagados los focos y el glamour de las entregas de premios, las estrellas se meten en la piel de personas con una rutina corriente

Ya sabemos que no todo en la vida de los actores es trabajar. Un rodaje, una entrega de premios, una rueda de prensa y parece que todo su tiempo se ocupa en eso, pero no es así. Son muchas las ocasiones en las que caminando por la calle o tomando un café vemos a alguna estrella disfrutando de su familia y su tiempo libre. ¿Qué hacen realmente los héroes de la gran pantalla cuando se apagan los focos? Pues llevan una vida normal, como cualquiera de los mortales… bueno, ellos siempre con algo más de glamour, claro.

 

VER GALERÍA

 

El deporte ocupa una buena parte de su agenda porque para lucir así de estupendos es necesario mantenerse en forma. Lea Michele se hidrató con un batido después de hacer ejercicio, mientras que Reese Witherspoon escogió el jogging en pareja para hacer más llevadero el entrenamiento. La que no necesita en absoluto ejercitarse más es Hilaria Baldwin. Sin palabras se quedaron peatones y conductores cuando, en medio de un relajante paseo con su marido Alec y su pequeña Carmen, hizo gala de su magnífica flexibilidad. ¡Cómo no iba el actor a inmortalizar tamaña proeza! Aunque lo más importante es ¿alguien se atreve a imitarla?

 

nullVER GALERÍA



Y para complementar el ejercicio y hacer de la dieta un arma efectiva de belleza, la alimentación es fundamental. Aunque algunos seguro que aún recurren a ellos, cada vez son más los que apuestan por ir personalmente al súper y dejar en casa a sus asistentes. Comprobar precios, elegir lo que tiene mejor pinta, darse un capricho… es como una excursión obligada. Los pequeños mercados se llevan la palma en cuanto a visitas de famosos, si no se lo creen, sigan leyendo.

 

VER GALERÍA



Naomi Watts llenó su carrito de la compra con productos de todo tipo, sobre todo verduras y flores para darle a la casa un toque chic, ¿por qué no? También hasta arriba estaba el carrito de Kaley Cuoco y es que la recién casada en lugar de irse de luna de miel se ha volcado en las tareas del hogar. Una de las más importantes sin duda es llenar la nevera para poder prepararle ricos platos a su marido Ryan Sweeting. Su especialidad es… quizá algún día lo desvele.

 

VER GALERÍA



Un capítulo especial lo ocupan los paseos, los cafés, almuerzos y cenas en pareja. ¡Cuántas cosas se pueden hacer en compañía de la persona amada sin que ojos indiscretos vigilen…! Aunque esto es un poco más complicado porque a los flashes no se les escapa ni una. El último en ganarse un puesto en la categoría de paseo más romántico ha sido Bradley Cooper, que no soltó la mano de su novia Suki Waterhouse mientras recorrían las calles de Park City, en Utah, donde estos días se celebra el festival de Sundance.

Ya ven que no hay nada que se les resista a los astros de la gran pantalla, que con igual gracia se calzan los tacones para desfilar por la alfombra roja o afrontan el guión de su propia película diaria.

Más sobre

Regístrate para comentar