El gran cambio de Haley Joel Osment, el niño de 'El sexto sentido'

nullVER GALERÍA

 

Con tan sólo seis años consiguió uno de los papeles que le abrió las puertas de Hollywood, interpretando al hijo de del Tom Hanks en Forrest Gump, aunque, sin duda, la película por la que siempre será recordado es por El sexto sentido, por el que obtuvo una nominación al Oscar al mejor actor de reparto, donde daba vida a un niño que tenía la capacidad de ver fantasmas. A partir de entonces, a Haley Joel Osment llegaron infinidad de papeles en varias superproducciones como Inteligencia artificial, de Steven Spielberg, o Cadena de Favores, de Mimi Leder.

 

VER GALERÍA

 

Pero, como el tiempo pasa para todo el mundo, ahora poco queda del inocente niño que encandilaba con su mirada y despertaba ternura en la gran pantalla. Una de sus últimas apariciones ha sido esta semana, en el estreno de la mini serie de televisión The Spoils of Babylon, donde comparte cartel con Will Ferrell, Tim Robbins o Tobey Maguire, quienes tampoco faltaron al estreno.

Ahora, Haley sigue dedicándose al mundo de la interpretación, aunque para él ya se terminaron los papeles de niño, ya que a sus 25 años sus rasgos han cambiado bastante, además de sus grandes cambios físicos. Este año tiene pendiente el estreno de dos películas, Tusk y The World Made Straight.

Más sobre: