Nicole Kidman, una cariñosa mamá que vuelve de sus vacaciones

La actriz volvió de Australia acompañada por su marido, Keith Urban, y sus dos hijas

nullVER GALERÍA

 

Las fiestas navideñas están llegando a su fin, y las 'celebrities' que han optado por viajar para celebrarlas van volviendo poco a poco a la rutina. Es el caso de Nicole Kidman, que tras haber pasado unas agradables vacaciones en su país natal debe retomar sus compromisos profesionales. La actriz ya ha regresado a Estados Unidos, y lo ha hecho de la misma forma que al llegar a Sídney: en familia.

Nicole aterrizó en los Ángeles tras un largo vuelo desde Australia acompañada por sus hijas, Faith y Sunday Rose, y también por su marido, el músico Keith Urban. El neozelandés no pudo acompañar a Nicole y las niñas en el avión que les llevó hasta Sídney, llegando más tarde debido a su intensa agenda profesional. Sin embargo, en esta ocasión sí iba con ellas, formando los cuatro una entrañable imagen familiar.   

 

nullVER GALERÍA

 

Keith llevaba de la mano a Sunday Rose, de cinco años, que caminaba junto a su padre sin soltar, eso sí, a su animal de peluche. La menor de las hijas de Nicole y Keith, Faith, iba cómodamente sentada en los brazos de la actriz. Faith, que cumplió recientemente tres años, no parecía muy contenta por despedirse de las vacaciones, e hizo algunos pucheritos que consiguieron captar toda la atención de su famosa mamá. Nicole no tardó en consolar a la pequeña dándole cariñosos besos y susurrándole tiernas palabras.

Las dos niñas iban muy conjuntadas, luciendo sendos vestidos verdes e idénticos zapatos con calcetines blancos. Nicole, por su parte, escogió un sofisticado estilismo para su vuelta a la rutina, llevando un vestido azul marino con flores blancas estampadas y zapatos de tacón, mientras que Keith optó por la comodidad con vaqueros y camiseta.

Nicole Kidman deberá ahora retomar el rodaje de Queen of the Desert, película en la que interpreta el papel protagonista. La actriz tiene también otras tres películas en pre-producción, que se estrenarán a lo largo de este año. Con esta intensa agenda profesional, no es de extrañar que la actriz aproveche cada minuto libre para estar con su marido y sus dos niñas. La protagonista de Moulin Rouge tiene, además, otros dos hijos: Isabella, de 20 años, y Connor, de 18, ambos adoptados durante su matrimonio con Tom Cruise.

Más sobre: