Sale a la luz la faceta más solidaria de Paul Walker

El actor colaboraba activamente en zonas devastadas por catástrofes naturales y creó una fundación para continuar con esa labor

El recuerdo de Paul Walker sigue muy presente en la memoria de sus cientos de fans, familia y amigos que cada día le nombran. Su trágico fallecimiento ha multiplicado los homenajes que, en forma de mensajes, reuniones o acciones solidarias, han tenido muy presente la figura del artista. Uno de ellos congregó a miles de personas en Santa Clarita, en el sur de California, en el lugar donde se produjo el accidente que costó la vida al actor. Se organizó como un rally de coches a cámara lenta, en el que los vehículos desfilaron junto al lugar del siniestro, repleto de velas, mensajes y flores.

Las redes sociales difundieron el lugar de la convocatoria que tuvo una gran acogida y es que cerca de 1000 coches y unas 5000 personas participaron en él. Estaba previsto que arrancara al mediodía pero ya desde las 6 de la mañana comenzó a congregarse la multitud, tanta que la policía tuvo que regular los accesos a la zona. Recordado por sus papeles en el cine, Paul era más que una estrella de Hollywood y estos días hemos conocido su dedicación y compromiso con las causas solidarias.

 

nullVER GALERÍA



Tal y como ha narrado Ken Williams, un trabajador social que colaboró con él en un documental titulado Shelter, que trataba sobre la situación de gente sin hogar en California, siempre tenía tiempo para seguir de cerca el desarrollo de este proyecto, aunque estuviera inmerso en otros compromisos. Le define como “un ángel” y asegura que durante su etapa universitaria, el actor llegó a carecer de un lugar donde vivir.

 

VER GALERÍA

 

El intérprete estaba muy comprometido además con los afectados por las catástrofes naturales motivo por el que creó la fundación Reach Out Worldwide, que tiene por objetivo proporcionar voluntarios que respondan, de forma inmediata y con su experiencia, a las necesidades de la población tras uno de estos sucesos. “Paul era honrado, gran trabajador, dedicado, respetuoso con un espíritu humilde que compartía sus bendiciones con los que más lo necesitaban” ha dicho J. D. Dorfman, jefe de operaciones de la organización. Su interés por estas causas nació en 2010 cuando, tras el terremoto de Haiti, llevó personal, ayuda médica y suministros a la zona devastada. “Se llevó a un equipo pagándolo de su propio bolsillo” declaró Dorfman. “Vio la necesidad, la destrucción y que podía ayudar”.

VER GALERÍA


Tras eso creó la fundación. En el mismo año, viajó a Chile para llevar agua y ayuda médica a las víctimas de un terremoto y tsunami. Cuando un tornado sacudió Tuscaloosa, en Alabama en 2011, voló hasta allí con una sierra para limpiar la zona de escombros. “No quería que nadie supiera que estaba allí. Quería coger una sierra y trabajar” aclaró Dorfman, añadiendo que el intérprete hacía más que firmar cheques. “Se ensuciaba las manos” puntualizó.

Precisamente para esa organización irán a parar una parte de los beneficios obtenidos de la venta de los DVD’s de la sexta entrega de la saga cinematográfica, cuya séptima película se ha quedado sin protagonista. Parece sin embargo que el rodaje continuará después de Navidad, aunque no saben aún cómo suplir el lugar de su estrella. Fue el pasado 30 de noviembre cuando un trágico accidente de tráfico acabó con la vida de Walker, tras chocar el automóvil en el que viajaban él y su amigo contra un poste del alumbrado público y un árbol.

Más sobre: