Salma Hayek, noche de risas y glamour en la entrega de los Premos Britannia

by hola.com Salma Hayek, una de las artistas latinas más exitosas a nivel internacional, brilló por su belleza y espontaneidad el pasado fin de semana durante la entrega de los Premios Britannia 2013, que son la versión estadounidense de los británicos BAFTA. Otras de las grandes estrellas que se dieron cita en el Beverly Milton Hotel y no se perdieron la exclusiva gala fueron George Clooney, Julia Roberts y Sasha Baron Cohen, quien fue el encargado de regalar el momento más gracioso e inesperado de la noche.


Salma HayekVER GALERÍA

HAZ CLICK SOBRE LA IMAGEN PAR ACCEDER A LA GALERÍA DE FOTOS


La espectacular mexicana deslumbró con un elegante vestido Gucci
en tono marrón grisáceo con aplicaciones de pedrería y escote de infarto, complementó su look con un clutch negro sobre metalizado y un brazalete de diamantes. Para la ocasión, la esposa del multimillonario François-Henri Pinault decidió presumir de melena suelta: lisa y con discretas pero bien definidas ondas en las puntas.





Sonriente y desenvuelta, la actriz se mostró encantada de encontrarse con sus famosos compañeros de profesión, sobre todo con Sasha Baron Cohen, a quien le entregó el premio Charlie Chaplin Britannia por la Excelencia en Comedia y con quien compartió mesa. Salma fue una de las cómplices del conocido comediante, quien dejó en shock a todos los asistentes al simular un inesperado y aparatoso accidente.


Salma Hayek y Sasha Baron Cohen


Salma Hayek
, presentadora del antes mencionado galardón, subió al escenario en compañía de Grace Culligton, quien se dijo, en su temprana juventud, participó en varios filmes del afamado Charles Chaplin. La mujer, que en realidad era una doble, le entregó un bastón que supuestamente había sido de Chaplin a Sasha, quien saltó de emoción hasta que al apoyarse en este lo rompió y empujó la silla de ruedas de ‘la mujer de 85 años’ provocando la caída que dejó a todos los asistentes sobresaltados y con la boca abierta. Después del divertido momento, Salma y Sasha volvieron a su sito donde no pararon de reír por su travesura.

Más sobre: