Belén Rueda y Ricardo Darín buscan desesperadamente a sus hijos en 'Séptimo'

El nuevo filme del director navarro Patxi Amezcua llega esta semana a la gran pantalla

Belén Rueda y Ricardo Darín buscan desesperadamente a sus hijos en 'Séptimo'VER GALERÍA


En la gran pantalla interpretan a un matrimonio recién separado, pero viéndoles en la vida real parecen la pareja perfecta. Ricardo Darín y Belén Rueda protagonizan Séptimo, un thriller del director navarro Patxi Amezcua. En el filme, el actor argentino interpreta a un abogado de alta alcurnia, que ve cómo su rutina salta por los aires el día en que sus hijos desaparecen al bajar la escalera de su piso. A partir de ahí, la trama de Séptimo se desenvuelve en una desesperada búsqueda que pone a los protagonistas en situaciones límite.

"Me pareció un ejercicio actoral distinto", dice al explicar porqué se implicó en el proyecto. "Esta cosa de que ocurra todo en 12 o 14 horas, el cambio en una persona que lo tiene todo planeado al milímetro y, de golpe, la vida le propone un juego perverso que hace que se trastoquen todas sus prioridades", señala.

Belén Rueda y Ricardo Darín buscan desesperadamente a sus hijos en 'Séptimo'VER GALERÍA


El otro elemento de peso que le ayudó a decidirse fue su compañera de reparto, Belén Rueda, con quien Darín se explaya en bromas y elogios."Coincidimos en todos los aspectos y estuvimos muy codo a codo, lo que no es muy frecuente", explica. Y eso que la reina española del suspense, que próximamente volverá a la comedia en una serie de televisión, se incorporó un mes tarde al rodaje, por sus compromisos en España."Antes de ir a Argentina les pedí a los productores que me enseñaran algo, para ver como iba", relata Rueda. "Me quedé tan impactada que dije, 'yo no voy, no me necesitáis'", añade, "me entró mieditis".

 Los actores señalan que el éxito de Séptimo reside en su excelente final. "Si en una película de suspense el final no te convence, todo el trabajo anterior se cae, por bueno que sea. Y también es importante contar las cosas, pero no explícitamente", sino "ir dando pistas", dice Rueda. "Hay suspense y suspense", distingue Darín. Aquí no se trata de "caras y fantasmas que aparecen", sino de un relato insertado en la realidad y la vida cotidiana, por lo que es esencial "que eso se cumpla, la verosimilitud y la credibilidad".


Séptimo
llega esta semana a las salas de exhibición españolas después de su éxito en Argentina, donde la han visto casi un millón de espectadores.

Más sobre: