Adriana Ugarte despide con glamour la 61ª edición del Festival San Sebastián

La película venezolana 'Pelo Malo' ganó la Concha de Oro a la mejor película y 'La herida' se llevó el Gran Premio del Jurado y la Concha de Plata a la mejor actriz, Marian Álvarez

Adriana UgarteVER GALERÍA



Después de nueve días de presentaciones, ruedas de prensa, fiestas y la presencia de Hugh Jackman y Carmen Maura, como Premios Donostia, la 61ª edición del Festival de San Sebastián ha cerrado sus puertas con una gala llena de sorpresas, emoción y en la que no ha faltado el glamour por parte de los invitados. Pese a que en el último momento Helena Bonham Carter canceló su asistencia por "incompatibilidades con su agenda profesional", su ausencia no logró empañar la clausura de del certamen, en la que se proyectó su película El extraordinario viaje de T.S. Spivet, presentada por su director, Jean-Pierre Jeunet —autor de obras como Delicatessen y Amelie— y por el pequeño Kyle Catlett, que da vida a T.S. Spivet en el filme.

Adriana UgarteVER GALERÍA


Adriana Ugarte fue una de las grandes protagonistas de la velada. La bella actriz deslumbró con su glamour a su paso por la alfombra roja del Kursaal. Con un diseño en azul marino con detalles de encaje transparente y su melena suelta con ondas, Adriana acaparó todos los flashes al subir al escenario para hacer entrega de uno de los galardones. Los actores Unax Ugalde y Diego Luna, los diseñadores Vittorio y Lucchino o el director Montxo Armendáriz también quisieron asistir a la despedida de esta edición del certamen.


Gala clausura 61ª edición del Festival de San SebastianVER GALERÍA



Palmarés
El filme venezolano Pelo malo se alzó con la Concha de Oro
. Tampoco ha pasado desapercibido que sea la película de menor presupuesto presentada al certamen. Algo parecido le ocurrió a La herida, largometraje español con debut en la dirección de Fernando Franco, que le valió el Premio Especial del Jurado y la Concha de Plata a mejor actriz para Marian Álvarez, que no dudó en dedicar su premio a todas las personas que, como su personaje, sufren algún tipo de trastorno de personalidad. “Dedico el premio a todas esas personas que padecen algún tipo de trastorno psicológico", ha dicho una emocionadísima Marian Álvarez, que ha recibido el galardón por su trabajo en La herida, un durísimo filme en el que interpreta a una joven que sufre un trastorno límite de la personalidad, aunque ella no lo sabe. "Estoy muy orgullosa de pertenecer a la familia del cine, que podemos hacer visible lo invisible", ha añadido la intérprete al borde de las lágrimas.

San SebastiánVER GALERÍA


La otra película española que salió victoriosa fue Caníbal, con un galardón en categoría técnica. El filme protagonizado por Antonio de la Torre ganó el premio a la mejor fotografía. La Concha de Plata al mejor director se la llevó el mejicano Fernando Eimbcke por Club Sandwich. Y la Concha de Plata al Mejor Actor fue para Jim Broadbent por la película Le Week-End.

Más sobre: