Catherine Zeta-Jones y Michael Douglas se toman un tiempo

Segun la revista People, viven separados y de momento no han iniciado los trámites de divorcio

Michael Douglas y Catherine Zeta-Jones no han sido fotografiados juntos desde el pasado 22 de abril. Ellos han posado solos en las alfombras rojas, incluso han pasado las vacaciones separados con sus hijos –Michael se le ha visto en un yate en Cerdeña, mientras que Zeta-Jones permanecía en Nueva York. Parece que la separación es un hecho. Tal y como afirma la revista People, dos fuentes muy cercanas a la pareja aseguran que se han tomado un tiempo: “Se están tomando un descanso”. La pareja no ha pedido el divorcio ni parece que haya comenzado los trámites de separación.


Michael Douglas y Catherine Zeta-JonesVER GALERÍA



Douglas y Zeta-Jones, que contrajeron matrimonio en el año 2000, han tenido que enfrentarse durante los últimos tres años a varios difíciles episodios en su vida. Michael Douglas ha ganado la batalla a un cáncer de garganta, mientras que Zeta-Jones en varias ocasiones. “El estrés le ha pasado factura al matrimonio”.

Douglas, de 68, y Zeta-Jones, de 43, que tienen dos niños, Dylan, de 13, y Carys, de 10, decidieron pasar un tiempo separados después de que el regresara del Festival de Cannes en mayo. Al margen de lo que ocurra tras trece años de unión, una persona cercana a la familia asegura que "ellos quieren lo mejor para los niños, independientemente de lo que ocurra”.


Catherine Zeta-Jones con sus dos hijosVER GALERÍA



Un millonario acuerdo prenupcial
Meses antes de la fastuosa boda que tuvo lugar en el hotel Plaza, Douglas y Zeta-Jones negociaron unas curiosas –cuando menos- cláusulas en el contrato prenupcial que dieron la vuelta al mundo y que suscitaron, aún más, el interés por una boda que podía peligrar en cualquier momento.

Michael Douglas quería dejar bien atado el acuerdo, puesto que su divorcio de Diandra le había costado muy caro. El actor se vio obligado a pagar a su anterior esposa más de 50 millones de euros y a compartir la mansión que tienen en Mallorca, seis meses él y otros seis ella.

Por esta razón, los abogados de la estrella de Hollywood y los de la actriz galesa comenzaron unas difíciles negociaciones con el objetivo de reducir las millonarias cifras del posible divorcio. En un principio ella pedía 6 millones de euros, mientras que él ofrecía 1,8 millones, más una casa que quedaría como parte de sus bienes.

Finalmente, se llegó al acuerdo económico. En caso de serleinfiel, se acordó que Douglas tendría que pagarle 5,7 millones de euros y 3,6 millones por cada año de convivencia en caso de divorcio, lo que equivale después de trece años de unión a 46,8 millones de euros.

Más sobre

Regístrate para comentar