Naomi Watts como Diana: ‘Me preocupa lo que puedan sentir los hijos de la Princesa de Gales’

La actriz es la encargada de dar vida a Lady Di en el biopic que narra los dos últimos años de la vida de una princesa de leyenda

El 31 de agosto de 1997 la luz de  Diana de Gales se apagó para siempre en el Tunel del Alma, en París. Sin embargo dieciséis años más tarde el cine ha querido revivir un periodo de la vida de esta mujer única e inolvidable, cuya leyenda siempre se ha mantenido viva en los corazones de su familia, en especial de sus hijos, los príncipes Guillermo y Harry.

Naomi Watts como DianaVER GALERÍA




Naomi Watts es la encargada de dar vida a Diana de Gales en el biopic que se estrenará en España a finales de año. La actriz australiana tuvo muchas dudas, pero finalmente asumió el reto. Lo que más le preocupa a Naomi es la opinión que puedan tener los hijos de la Princesa de Gales. “La razón más grande que me hizo dudar fue pensar cómo podrían sentirse los príncipes con esta película. Hubo un momento incómodo en el que vi al príncipe Guillermo en un restaurante de Londres y me puse nerviosa porque no quería mirarlo a los ojos e interpretar a través de su mirada que no estaba de acuerdo con esta idea, así que decidí no mirar”, asegura en una entrevista al Sunday Times. “Me preocupa profundamente lo que sientan los Príncipes, por supuesto. Soy madre de dos hijos. Pero es una historia que estaba destinada a ser contada en algún momento y posiblemente sea más fresca de lo que las personas se esperan".

VER GALERÍA



La película narra los dos últimos años de la vida de Diana. La princesa Diana voló a Pakistán en mayo de 1997, fue a conocer a la familia del Dr. Hasnat Khan, el hombre con quien deseaba casarse a quien conoció dos años antes. Diana, una de las mujeres más famosas y bellas del mundo, esperaba persuadir a la madre del Dr. Khan haciéndole ver que sería la esposa adecuada para su hijo. De haber tenido éxito, los acontecimientos de aquel verano podrían haber sido muy diferentes.

VER GALERÍA



Todos recordamos aquellas imágenes que captaron el romance entre Diana de Gales y el egipcio Dodi Al-Fayed, hijo heredero del multimillonario Mohamed Al-Fayed, ex propietario de los grandes almacenes británicos Harrods. Era el verano de 1997 y, días antes de su trágica muerte, la princesa pasó sus últimas vacaciones junto a Dodi a bordo del famoso yate Jonikal, propiedad de la familia Al-Fayed.


VER GALERÍA



Para la madre de los príncipes Guillermo y Harry de Inglaterra, el crucero se convirtió en unas idílicas vacaciones en donde estuvo rodeada de los suyos. Su sueño hecho realidad comenzaba un 11 de julio de 1997, cuando un helicóptero recogía a la princesa y a sus dos hijos del Palacio de Kensington para disfrutar de unas vacaciones en la Riviera francesa tras haber aceptado la invitación de ir a St.Tropez con la familia Al-Fayed.

Diana es una emotiva historia de amor sobre la familia, la amistad y las calamidades que puede acarrear la fama.

Más sobre: