Orlando Bloom a la carrera, el más difícil todavía

El actor se dejó ver en compañía de su hijo, Flynn, y de su perro, corriendo por las calles de Nueva York

Orlando Bloom es un padre todoterreno. Lo mismo desfila en una alfombra roja, que graba escenas de acción en alguno de sus trabajos, que cuida con dedicación de su hijo Flynn. Y para demostrar que puede hacer todo esto y mucho más, el actor se ha dejado ver poniéndose en forma de una manera muy peculiar por las calles de Nueva York.

 

nullVER GALERÍA



Orlando ha salido a correr por las calles de la Gran Manzana, en lo que podemos considerar un ejercicio muy completo, ya que a la vez empujaba el carrito de su hijo y sacaba a pasear, o mejor dicho a correr, a su perro. Así que podemos decir, que Orlando ha logrado el más difícil todavía, cuidar de Flynn, atender a su mascota y moldear su figura.

 

VER GALERÍA

 

El que, sin lugar a dudas, disfrutó más de este paseo fue el pequeño, de 2 años de edad, quien sentado en su carrito, experimentó en su propia piel la velocidad, tan solo interrumpida por las necesidades de Sidi, el perro de la familia Bloom. 

 

VER GALERÍA



La gran ausente en esta divertida y fructífera jornada fue Miranda Kerr, quien seguramente se encontraría atendiendo alguno de sus numerosos compromisos profesionales. Orlando Bloom, por su parte, se acaba de despedir de su personaje de Legolas, tras dar los últimos coletazos del rodaje de El Hobbit, la precuela de El Señor de los Anillos, que verá la luz el próximo 13 de diciembre.

Más sobre: