Robos de joyas, un tiroteo y algunos premios... Cannes se despide con un 'the end' de cine

En esta edición del festival se vivieron varios sobresaltos, que sin embargo no restaron glamour al desfile de estrellas

Después de varias semanas en las que los desfiles por la alfombra roja acapararon todas las miradas, tras interminables noches en las que el glamour fue el auténtico protagonista, el telón cae por fin en el festival de Cannes. La entrega de premios puso el broche de oro perfecto a la cita que un año más ha puesto a la ciudad francesa en el mapa del cine internacional. Si en la gala de clausura hubo una protagonista esta fue sin duda la emoción de los que vieron su trabajo reconocido por el jurado y es que Abdellatif Kechiche , director, y Adèle Exarchopoulos, actriz, no pudieron contener las lágrimas cuando La vida de Adèle, la gran favorita, recibió la Palma de Oro, un título que elegido por unanimidad.


nullVER GALERÍA


El gran premio del jurado se lo llevó Inside Llweyn Davis, firmada por los hermanos Coen, y el especial del jurado fue para el japonés Hirokazu Kore-Eda, con su Like father, like son. Los mejores actores fueron Bruce Dern, que a sus 76 años se llevó el premio a casa por su personaje en Nebraska de Alexander Payne, y Berenice Bejo, por su trabajo en El pasado de Asghar Farhadi. Jia Zhang-Ke recogió la palma al mejor guión y tampoco se fue con las manos vacías la cinta del mexicano Amat Escalante, titulada Heli. Una lista de premiados en la que sin duda, a juzgar por las expresiones de alegría y emoción, no hubo descontentos.

VER GALERÍA



La última noche de Cannes tenía que estar a la altura de lo que ha sido hasta este fin de semana el escaparate mundial de la moda. El blanco fue protagonista en dos de los más bellos y reconocidos rostros del cine, Nicole Kidman y Uma Thurman, que pisaron los talones de Audrey Tatou y Laetitia Casta en cuanto a concentrar todas las miradas. Orlando Bloom, Berenice Bejo y Zhang Ziyi, además de Alain Delon y Steven Spielberg pasearon por última vez por la alfombra de la Croisette que no se volverá a desplegar hasta el año que viene.

VER GALERÍA



Si por algo será recordada esta edición del festival, además de por la cantidad de nombres que han pasado por él, será además por los incidentes que han hecho de él un plató improvisado de película. Como si de un guión de ficción se tratara, en la ciudad francesa se han producido robos y un tiroteo que, aunque luego resultó falso, provocó instantes de pánico. Desaparecieron en sendos robos, joyas de dos firmas, Chopard y De Grisogono, por un valor total de más de tres millones de euros y además un desconocido irrumpió en un evento televisivo con Christoph Waltz y lanzó disparos al aire, que luego resultaron ser de fogueo. ¿Quién dijo que un festival de cine era aburrido?

Más sobre: