Catherine Zeta-Jones regresa a casa junto a Michael Douglas tras ser ingresada por su bipolaridad: 'Estoy muy orgulloso de ella'

Michael Douglas llegó a Cannes en un viaje relámpago para promocionar su película Behind the Candelabra, aunque por su cabeza solo rondaba la idea de volver cuanto antes a casa. El motivo era el regreso de su mujer, Catherine Zeta-Jones, tras haber estado ingresada para tratar un desorden bipolar que desde hace años viene padeciendo. “Viene a casa mañana”, dijo el pasado lunes a su paso por la Croisette. "Ella está haciendo un buen trabajo para estar estable. Estoy orgulloso de ella”, concluyó el actor.


Matt Damon y Michael DouglasVER GALERÍA



La actriz, de 43 años, ingresó el pasado mes de abril para someterse a una terapia para prevenir un empeoramiento de su enfermedad. Según su representante, el motivo del ingreso fue para “tratar de manera óptima su salud”. Su hospitalización coincidió con el comienzo de la promoción de la última película de Douglas,  Behind the Candelabra, de Steven Soderberg. Un filme que ya vio su esposa, en el que interpreta a un extravagante cantante y pianista llamado Liberace que mantiene una relación con su amante, Scott Torzón, papel que da vida Matt Damon. “Zeta ya es fan. Se moría de la risa. Piensa que es una película fantástica”.


Fotograma de la película Behind the CandelabraVER GALERÍA



Douglas y Damon fueron fotografiados juntos en el exclusivo hotel Eden Rock de Cap d'Antibes en la Costa Azul para presentar esta producción realizada para la cadena HBO. En la cinta Douglas y Damon tuvieron que realizar escenas íntimas, que según señala el veterano actor no lo hicieron sentir incómodo. “Una vez que te das ese primer beso, te sientes cómodo. Matt no ensayó las escenas románticas. Dijimos ‘Bueno, ya leímos el guión, ¿no es así?”, comentó el actor de 68 años. “Matt trabaja muy duro y no parece perder nunca la calma. Ha sido una alegría actuar con este buen chico. No suelo actuar con tan buenos chicos”.

Más sobre: