05 FEBRERO 2013

La Academia se rinde al talento de Quvenzhané Wallis, la nominada más joven de la historia de los Oscar

Un año más los nominados a los premios más importantes del cine, los Oscar, quedaron para almorzar. Esta es una de las citas que marca uno de los momentos más importantes en la carrera hacia la estatuilla dorada, ya que la emoción y los nervios se comparten entre compañeros. Viejos amigos de la gran pantalla y otros que se han conocido en un reciente rodaje, los actores seguro que aprovechan este distendido encuentro en el hotel Beverly Hilton para intercambiar sensaciones y anécdotas. ¿Qué te vas a poner? ¿Qué dirías en tu discurso si ganaras? Estabas estupenda en el papel. Quizá sean estas algunas de las frases que se escucharon en la cita, organizada por la Academia de Hollywood cuyo presidente les recibió en la entrada.

 

null



“Sigue siendo importante” admitió sobre esta reunión el veterano Robert De Niro, que aspira a su tercer premio, esta vez como mejor actor de reparto, por El lado bueno de las cosas. Empiezan a aparecer los típicos nervios de un día tan importante y las dudas: ¿cuál es el traje perfecto? “Todas las mujeres sueñan con el vestido de su boda, ¿verdad? Yo siempre he soñado con el que llevaría en los Oscar. Todo esto parece una carrera, pero yo siento que ya he ganado. No quiero descuidar esta sensación. Es importante saborearlo” comentó Jessica Chastain. Jennifer Lawrence bromeó asegurando que ella llevará unos pantalones de deporte.

 



Anne Hathaway explicó que de momento no tiene claro qué se pondrá y es que no ha tenido tiempo de mirarlo. “Ayer estuve ocupada con la Super Bowl. No podía pensar en vestidos con toda esa comida deliciosa enfrente de mí”. Ben Affleck, que está acaparando casi todos los premios a mejor director por Argo, se confesó conforme con su nominación sólo como productor en los Oscar. “Los cálculos os los dejo a vosotros. Os aseguro que para mí es un honor increíble estar nominado como productor. Hay nueve cintas nominadas y cualquiera puede ganar. No me preocupo de lo demás. He pasado muchos años viendo la gala desde casa” dijo.



Bradley Cooper y Naomi Watts charlaron animadamente mientras se hacía la foto de familia y sus sonrisas de felicidad dejaban bien claro que están encantados de unirse a sus compañeros en ella. “Creo que no estuve aquí con Resacón en Las Vegas, así que puede ser” comentó Bradley sobre la posibilidad de que su papel en El lado bueno de las cosas, por el que aspira al Oscar al mejor actor, cambie su trayectoria en el cine. Naomi Watts por su parte sólo tuvo elogios para el director español Juan Antonio Bayona: “Tiene como objetivo plasmar la realidad. Lo que ves en la película es exactamente lo que le ocurrió a aquella familia. A Juan le esperan cosas geniales por delante”.

null

Amy Adams que hizo bromas sobre los atractivos actores: "Has interrumplido mi flirteo con Bradley Cooper y Christoph Waltz". Este último aseguró que "le debe a Tarantino más de lo que le gustaría admitir". Hugh Jackman, Sally Field, Tim Burton -con el brazo izquierdo en cabestrillo por una caída-, Jackie Weaver -radiante en tono coral a sus 65 años-, y Denzel Washington -ardía en deseos de conocer a la pequeña Wallis, según comentó. Y es que la menor de este grupo de estrellas tiene sólo 9 años y es la más joven en la historia en lograr una nominación al Oscar como mejor actriz (Bestias del sur salvaje). Quvenzhané Wallis, con un gracioso bolso en forma de perro de peluche y que "chocó los cinco" con el presidente de la academia Hawk Koch, explicó lo que siente con los ojos llenos de ilusión. “Estoy contenta, entusiasmada de estar aquí. Aunque nunca piensas que algo así vaya a suceder a mi edad”. La fiesta se alargó entre comentarios y risas, aunque hubo una destacable ausencia, la de Daniel Day-Lewis que no acudió a la convocatoria. Serán problemas de agenda.

- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook