Sarah Jessica Parker olvida el mal trago que le hizo pasar una de sus asistentes junto a sus hijas

Sarah Jessica Parker no se imaginaba el rato que le iba a hacer pasar una de sus asistentes en Oslo. La actriz, que amenizó la gala de los premios Nobel, estuvo retenida en el aeropuerto durante una hora, por culpa de una de de sus asistentes, que fue pillada in fraganti robando unas gafas- valoradas en más de 1000 euros- en una tienda del aeropuerto. La actriz de Sexo en Nueva York tuvo que ir a pagar la multa para liberarla y así poder emprender el vuelo a Nueva York. Todos los pasajeros del avión tuvieron que soportar una hora de espera por culpa de lo ocurrido.


Sarah Jessica ParkerVER GALERÍA



Un incidente bochornoso para la actriz que ya ha vuelto al lado de su familia. Sarah Jessica Parker pudo olvidar el mal trago junto a sus hijas, con quienes se mostró muy sonriente y muy cariñosa. Una vez más, madre e hijas convirtieron las calles de la Gran Manzana en una pasarela. Las gemelas Marion y Tabitha, de tres años, se han convertido en iconos de moda entre las niñas de su edad.


Sarah Jessica Parker y sus hijasVER GALERÍA



Las pequeñas han heredado el estilo de su madre, una de las mujeres más influyentes en la moda, que en esta ocasión optó por un un vestuario informal para dar un paseo por los alrededores de su casa en el West Village. Marion y Tabitha una vez más centraron las miradas por su look trendy con colores divertidos y llamativos.

Más sobre: