Hugo Silva, Belén Rueda y José Coronado, misterio e intriga se dan cita en el 'El cuerpo'

Detrás de la cámaras se pone un debutante en estas lides, Oriol Paulo, que apuesta por la intriga en su primera película como director. El cuerpo ya ha obtenido el reconocimiento a la mejor película en el Festival Internacional de Cine Fantástico de París y, aunque no se estrena hasta el próximo 21 de diciembre, ya promete muchas sorpresas y giros inesperados. Sus protagonistas van abriendo boca con algunas pinceladas de lo que parece ser una historia típica de intriga y tensión en la que la protagonista, una atractiva empresaria, ya ha fallecido y el asesino, su marido, arribista e infiel, ya se ha desvelado. Sin embargo, la desaparición de su cadáver pondrá patas arriba la investigación.

 

null



José Coronado, el policía, Belén Rueda, la víctima, Aura Garrido, la amante, y Hugo Silva, el asesino, se han reunido con el director en un marco bastante adecuado para el caso, la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid. “Es una película en la que la víctima a los quince minutos se convierte en el verdugo y luego vuelve a ser la víctima. Cuando Oriol escribió este guión y lo dirigió era muy consciente de que quería que fueran muy humanos, pero muy extremos, que generaran odio y amor en la misma historia y con diez minutos de tiempo” explicó Belén Rueda, que en los últimos años se ha convertido en una de las musas del terror nacional. De hecho esta cinta está producida por los mismos que realizaron El orfanato y el guionista de Los ojos de Julia, dos de sus éxitos más recientes.



Hugo Silva explica que la historia apela a “todo eso ruin, oscuro que todo el mundo tiene y que parte de la debilidad”. “La parte más baja del ser humano está ahí puesta y eso hace que el espectador se sienta reflejado. Ahí está el morbo del cine negro” comenta el atractivo actor, que acaba de rodar con Pedro Almodóvar Los amantes pasajeros. Silva añade que “el miedo te ataca por el cerebro” y, en concreto, gracias a la sensación de desorientación que afecta al protagonista. “Si alguna vez alguien se ha perdido siendo pequeño, sabe que es lo más terrorífico que te puede pasar. De mayor te sucede de otra manera, pero también te sucede”.

La tercera pared de este triángulo es José Coronado, que de nuevo se mete en la piel de un policía, rol que le va perfecto como se pudo comprobar en No habrá paz para los malvados (recibió un Goya por ese papel). “Jaime Peña (su personaje) tiene una tormenta interior brutal que tiene que solucionar y que esconde. Por eso apoyamos con ese pelo, que me alisaban todas las mañanas” comenta. Tal y como explica, en esta cinta se insta al espectador, a “estar entretenido, a sorprenderse, a investigar y a identificarse con alguno de los personajes”.

El escenario y el tiempo en que se desarrolla la historia también es original y contribuye a esa sensación de claustrofobia: se sitúa en el instituto anatómico forense y todo durante una lluviosa noche. “La morgue es ese purgatorio donde los pecados acaban expiándose” comenta Oriol Paulo que lleva la batuta en esta “orquesta”, con la que salta del guión a la dirección.

Más noticias sobre...

Más noticias

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema