La emotiva carta de Angelina Jolie a la niña paquistaní tiroteada por los talibanes: 'Mis hijos dicen que deberían hacerle una estatua a Malala'

Angelina Jolie ha publicado una carta sobre el trágico suceso ocurrido a Malala, la niña paquistaní tiroteada por los talibanes por defender los derechos humanos. En la carta la actriz asegura que no dudó en hablar con sus seis hijos sobre lo ocurrido y explica cómo ellos reaccionaron al conocer la trágica historia de esta niña de 14 años, que lo único por lo que luchaba era por ir a la escuela. La niña está siendo tratada en un hospital de Londres y evoluciona favorablemente.

null




"El miércoles por la mañana, mientras preparábamos los niños para ir al colegio en medio de las quejas habituales de no querer ir, vi el titular en la portada del The New York Times: Un arma talibán dispara a una chica que defendía los derechos humanos. El talibán defendió que Malala Yousafzai, de 14 años, “ignoró sus advertenvia y no les dejó otra opción.” Esperaron su autobús escolar, la llamaron por su nombre y le dispararon en la cabeza por luchar por los derechos de las chicas a la educación.

Después de leer el artículo, me sentí obligada a compartir la historia de Malala con mis hijos. Fue dificil para ellos comprender un mundo donde los hombres intentan matar a niños cuyo único “crimen” es el deseo de que ella y otros como ella puedan ir a la escuela.

La historia de Malala les mantuvo pensativos todo el día y esa noche tenían un montón de preguntas. Aprendimos sobre Malala juntos, viendo sus entrevistas y leyendos sus diarios. Malala sólo tenía 11 años cuando empezó a bloguear para el BBC. Escribió sobre la vida bajo el mandato talibán, de cambiar su uniforme de la escuela por ropas sin colores, de esconder libros bajo su mantón e incluso en dejar de ir a la escuela.

Nuestro hijo de 8 años sugirió que se debería construir una estatua por Malala y poner un banco para leer alrededor. Nuestra hija de seis años hizo la práctica pregunta de si Malala tiene mascotas, y de ser así, quién cuidaría de ellos. Preguntó también si los padres de Malala estarían llorando. Decidimos decirle que sí, pero no sólo por su hija, si no por todos los niños en todo el mundo a los que se les niegan los derechos humanos. Como Malala, sus padres son iconos de fuerza y valentía. El padre de Malana, también ha luchado por los derechos de las niñas a la educación, es el director de una escula, profesor y poeta".

A la mañana siguiente de la noticia le mostramos fotos de niños en toda Pakistán sosteniendo la imagen de Malala y orando en las escuelas. Mi hijo estaba preocupado de que las niñas fueran fusiladas por defender a Malala. Le dije que eran conscientes del peligro, pero su apoyo refleja la cantidad de Malala que hay y lo que significa para ellos. Todos los paquistaníes deben saber lo importante que es la educación y su valentía los inspiró. Los niños todavía están tratando de entender, y me preguntan: “¿Por qué los hombres piensan que necesitan matar Malala? Y les respondo,” porque la educación es muy poderosa”.

Los disparos lanzados sobre Malala golpearon el corazón de la nación, y al igual que los talibanes se niegan a retirarse (o echarse atrás), la gente de Pakistán tampoco lo hará. Este acto violento y lleno de odio parece haber logrado el efecto contrario de su intención, y los paquistaníes se han manifestado abrazando los valores de Malala y rechazando la tiranía del miedo. “Que esto sea una lección”, dijo un portavoz del talibán paquistaní, Ehsanulá Ehsan. "Sí, que esto sirva de lección. Que la educación es un derecho humano fundamental, un derecho que no se negará a las hijas de Pakistán”.

Las niñas de de Pakistán se han unido en un frente bajo el lema "Yo soy Malala," y ellas no están solas. Las madres y profesores de todo el mundo están hablando a sus hijos y alumnos sobre Malala, y alentándolos para formar parte de este levantamiento por la educación de las niñas. En Pakistán ha surgido un movimiento nacional impulsando la reconstrucción de las escuelas y la necesidad de educar a todos los niños, incluidas las niñas. Este terrible acontecimiento marca el comienzo de una revolución necesaria en la educación de las mujeres.

Malala es la prueba de que sólo se necesita la voz de una persona valiente para inspirar a innumerables hombres, mujeres y niños. En las aulas y en los hogares de todo el mundo, las madres, padres, hijos e hijas están rezando por la rápida recuperación de Malala, comprometiéndose a portar su antorcha el día en el comité de los premios Nobel se reúna para determinar el Nobel de la Paz, ya que imagino que la valiente Malala será tomada en consideración”


Más noticias sobre...

Más noticias