Una sexy y atrevida Salma Hayek deja sin habla a los bomberos de Nueva York

null


¿Quién mejor que Salma Hayek para posar junto a un grupo de bomberos? La exuberante actriz acudió al show de David Letterman con un ajustado vestido negro de cuero y una chaqueta de raso que, bien es cierto, le sentaba como un guante. Ataviada como una mujer fatal, dejó atónitos a un grupo de bomberos que no dudaron en posar con la bella mexicana. Los agentes, que aguardaban su llegada a la entrada de los estudios en Nueva York, no daban crédito de estar con la protagonista de La Chispa de la Vida. La actriz, con sus 46 espléndidos años, puso de manifiesto las armas de seducción que conquistaron al magnate Francois-Henri Pinault y sedujo con sus bromas y simpatía a los bomberos.


null



La actriz fue invitada al programa de Letterman para promocionar Here Comes The Boom es el título de su nueva película en la que da vida a una enfermera de la escuela, que a diferencia de lo que pueda parecer, es recatada y discreta. Sin embargo, el protagonista beberá los vientos por ella y se convertirá en su principal apoyo.



La esposa de Francois-Henri Pinault y madre de Valentina, de 5 años, está radiante y es algo que se refleja en su cara. Hayek afirma haber encontrado el perfecto equilibrio entre su vida personal y laboral. De hecho, Salma se siente afortunada de ser una mujer de 46 años y tener trabajo en Hollywood. “Lo peor en Hollywood es ser mujer y tener más de 40 años”, confesó a la revista Harpers Bazaar.  "Además yo tengo acento, soy disléxica, bajita y rechoncha. Pero sigo aquí. Debo ser la mujer más afortunada del mundo por estar trabajando".

Más sobre: