Aitana Sánchez Gijón: 'En teatro me están ofreciendo las mejores historias, es donde más me puedo desarrollar'

La actriz ha estrenado 'Babel' en Madrid, un thriller dirigido por Tamzin Townsend, con quien ya trabajó hace cuatro años en 'Un dios salvaje'

Se mete en la piel de dos personajes en la obra titulada Babel, que actualmente se representa en el teatro Marquina, de Madrid. Aitana Sánchez Gijón se ha puesto a las órdenes de Tamzin Townsend junto al resto del reparto formado por Pedro Casablanc, Jorge Bosch y Pilar Castro, para dar forma al thriller de Andrew Novell que gira en torno a la desaparición misteriosa de una mujer. La historia arranca con la infidelidad de dos parejas; sus vidas y secretos quedarán al desnudo cuando el detective Leo Torres trate de averiguar por qué una mujer decidió subir al coche de un desconocido en plena noche y en una carretera secundaria. Los cuatro actores se meten en la piel de los nueve personajes de la trama que, en algunos momentos, arranca las risas del público.

Aitana Sánchez GijónVER GALERÍA


Pese a lo complejo de la obra, Aitana Sánchez Gijón, en declaraciones a esRadio, aseguró que trata de que el público se reconozca en el personaje. “Intento hacer las cosas con verdad y que el espectador se sienta reconocido con lo que estamos contando y no creo que sea una cuestión mía, creo que los cuatro actores que estamos ahí estamos en la misma clave”. La española explicó que desde el primer momento se sintió “fascinada por la estructura de la función”. “El reto era contar esta historia con estas piezas de puzzle y hacer ejercicios tan extraños y tan circenses como esa primera escena hablando todos a al vez, diciendo las mismas cosas...”.

De momento está muy a gusto delante de la audiencia y no entre bambalinas, ya que, tal y como asegura, no se siente capaz de ejercer de directora. “No me veo como directora de teatro. Me gusta mucho mi trabajo, creo que todavía me queda mucho por aprender. Cada vez entiendo más, comprendo cómo son los mecanismos, intento ponerme en la cabeza del director, intento aportar en la medida que puedo, pero tanto como asumir esa responsabilidad... A lo mejor cuando sea mayor, muy mayor y tenga más experiencia a mis espaldas, no lo sé, de momento no”.

En este montaje se reencuentra con la misma directora que sacó lo mejor de ella en Un dios salvaje hace ya cuatro años, una época en la que la cultura no sufría aún tantos recortes como los que ahora se están produciendo. Sobre esta situación, hablando al margen de su proyecto actual, Aitana afirmó: “No cobraba lo que me están ofreciendo ni cuando tenía 16 años y hablo ya de hace muchos años, tengo casi 44. Ni siquiera cuando empezaba me pagaban tan poco y realmente piensas, casi 25 años de carrera para no tener un sueldo digno, para sentirme humillada con lo que me están ofreciendo. No puedo trabajar en estas condiciones”.

En esta situación, la intérprete aseguró que está rechazando algunos proyectos y reflexionó sobre el futuro de la cultura. “Estoy diciendo que no a cosas, porque resulta casi hasta insultante. Te planteas que acabaremos haciendo películas o funciones como se hacen los cortometrajes: un grupo que con su voluntad, su tiempo, su dinero y su pasión sacan adelante alguna historia. Es deprimente, triste, es injusto lo que está sucediendo”. Sin embargo, aseguró que no ve el teatro como un refugio para los intérpretes que no tienen otros proyectos en cine o televisión. “Yo me dedico al teatro porque es el lugar de crecimiento, un espacio sagrado donde me conecto con lo ancestral. Es donde me están ofreciendo las mejores historias y es donde más me puedo desarrollar. Pero no sabes hasta cuando será eso, las condiciones están empeorando a marchas forzadas”. La actriz tiene pendiente de estreno la cinta mexicana Cambio de planes.

Más sobre: