Tom Cruise a 5.700 kilómetros de Suri desde hace 60 días

Su separación fue inesperada y su divorcio un visto y no visto. El pasado 29 de junio Katie Holmes ponía fin a su matrimonio con Tom Cruise afirmando que era un asunto personal y privado entre ella y su familia y que lo más importante para ella, como ha sido siempre, era el bienestar de su hija. Al actor, este asunto le pilló un poco por sorpresa y bastante entristecido pedía que respetaran su vida privada.

null



Ahora que han pasado ya tres meses desde su divorcio podemos constatar que tras llegar a un acuerdo de divorcio en el que Tom debía pagar 27.000 euros al mes por la manutención de Suri, ésta se ha convertido en un asunto pendiente para el actor. La última vez que vimos a padre e hija juntos fue hace exactamente 60 días cuando Cruise se reunió con la pequeña el pasado 5 de agosto para disfrutar de una escapada juntos a Disney World.

Desde ese día, Tom y Suri no han vuelto a reencontrarse aunque al parecer mantienen contacto continuo por teléfono y video chat, aunque para el actor eso nada tiene que ver con poder abrazar, jugar y besar a su pequeña, tal y como dijo en el primer encuentro que mantuvo con Suri tras su separación.



El actor se encuentra inmerso en el rodaje de su próxima película All You Need Is Kill y eso unido a que se encuentra a 5.700 kilómetros de distancia, concretamente en el Reino Unido, parece que le ha llevado a descuidar sus obligaciones como padre. En contrapunto a esto, el abogado del actor, Bert Fields, ha admitido: "Esto es algo que ha estado sucediendo durante toda su vida. Cuando Tom está filmando una película fuera del país, tiene que confiar en el teléfono". La diferencia era, que antes Katie se acercaba hasta el set de rodaje acompañada por Suri, y ahora no.

Mientras tanto, el guionista Christopher McQuarrie, quien ha trabajado en cuatro películas junto a Cruise, ha insistido en que el actor es un padre muy cariñoso y que aprovecha al máximo el uso de su teléfono para mantenerse en contacto con sus tres hijos.



Demostrando su profesionalidad, Tom no canceló ninguno de sus proyectos cinematográficos a pesar del fuerte varapalo que sacudió su vida personal tras conocer la decisión de Katie de divorciarse, aunque ahora ha podido saberse que el matrimonio estaba roto seis meses antes de hacerlo público, a pesar de eso, Cruise unió al rodaje de Oblivion el de All You Need Is Kill.

Katie, por su parte, ha rehecho totalmente su vida, y aunque aún no hay nadie que ocupe de nuevo su corazón, la actriz ha vuelto a reunirse con amigos del pasado, ha presentado en la pasarela de Nueva York su colección de ropa, cuenta los días para volver de nuevo a Broadway e invierte todo su tiempo libre en su hija junto con la que se ha mudado a Manhattan.

Holmes ha matriculado a Suri en un nuevo colegio, concretamente en el Avenues school de Nueva York y su padre no estuvo allí para acompañarla en su primer día de 'cole'. Este centro escolar de élite que permite a los alumnos seguir a sus padres alrededor del mundo sin estar atado al horario de las vacaciones escolares.

Más sobre: