Cumpleaños flotante: Gwyneth Paltrow celebra sus 40 años a bordo de un barco en Portofino

Gwyneth Paltrow ha estrenado nuevo dígito. La actriz acaba de celebrar su 40 cumpleaños y como cuatro décadas no se cumplen todos los días, Gwyneth ha querido hacer algo especial para recordar esta fecha. Aprovechando el fin de semana, la intérprete se marchó junto a su familia a Italia, más concretamente a Portofino, para celebrar junto a su marido, Chris Martin, y sus dos hijos, Apple, de 8 años y Moses, de 6, esta fecha tan especial.

Atracados en el puerto de la ciudad hasta el que llegaron en el interior de un lujoso barco, la protagonista de Iron Man organizó una exclusiva fiesta, aunque antes de llevarla a cabo, la actriz, al igual que su marido, se dejaron ver realizando algunas compras por Portofino. Muy celosos de su intimidad, la pareja prefirió hacer sus recados por separados, evitando así una de las instantáneas más deseadas de la pareja junto a sus dos hijos.

><img alt=VER GALERÍA



Mientras que Gwyneth compraba lo que presumiblemente parecía su tarta de cumpleaños, el líder de Coldplay se llevó a los pequeños a almorzar a uno de los sitios típicos de la ciudad. Italia, es sin duda, uno de los países preferidos de la actriz, pues fue en Roma donde Paltrow celebró también su 30 cumpleaños.

La ganadora de un Oscar por Shakespeare in love ha confesado ahora que ha vuelto a convertirse en la actriz mejor vestida del planeta que ha abandonado sus dietas más estrictas. "Fui "macrobiótica" durante un par de años. Después, me quedé embarazada y solo comía helado". Dispuesta a disfrutar de los placeres de la vida, Paltrow ha decidido poner fin a sus sacrificios dietéticos, incorporando a su menú una gran variedad de alimentos, la actriz reconoce que le encantan las baguettes con queso, el vino tinto, las hamburguesas de pavo y las patatas y calabacines fritos.

Además de estas confesiones, Gwyneth Paltrow ha hablado de su matrimonio y del secreto de su estabilidad. "Nos reímos mucho, y de las mismas bromas", dice Paltrow. "Nos gusta la misma música y nos gusta hacer las mismas cosas". Pero tener tantas cosas en común a veces tiene sus inconvenientes. "Nuestro temperamentos artísticos a veces chocan" afirma la actriz. "Los artistas son muy sensibles. Sufren muchos altibajos. En concreto los músicos necesitan un ambiente determinado cuando se dedican a escribir. Lidiar con el temperamento de alguien cuanto esta en pleno proceso creativo puede ser todo un reto" concluía Paltrow.

Casados desde 2003, la pareja no descarta ampliar la familia, aunque el tiempo corre en su contra y la actriz tiene algunas dudas. "Mi cerebro dice, 'Oh, creo que he terminado, los niños son ya mayores, y no quiero volver a cambiar pañales'", dice Paltrow. "Pero a una parte de mí le encantaría tener otro hijo. Por supuesto, yo ya estoy mayor”.

Amplíen o no su particular clan, lo cierto es que la actriz y el cantante se han convertido en una de las parejas más estables de Hollywood, demostrando que sus frenéticas carreras no están reñidas con su vida familiar.

Más sobre: