Amaia Salamanca lleva el 'glamour' a San Sebastián del brazo de su novio, Rosauro Varo

La actriz presenció la entrega del Premio Donostia al actor Tommy Lee Jones

  Amaia Salamanca lleva el 'glamour' a San Sebastián del brazo de su novio, Rosauro BaroVER GALERÍA


Amaia Salamanca desfila como nadie por la alfombra roja. La actriz, que llegó a San Sebastián el pasado miércoles para presentar en la Sección Oficial fuera de concurso su nueva película, ¡Atraco!, deslumbró anoche con un precioso vestido negro de sugerente encaje en el pecho y espalda descubierta durante la entrega del Premio Donostia al actor, director y productor estadounidense Tommy Lee Jones. Amaia completó su 'look' con un 'clutch' plateado y recogió su melena rubia en un elegante moño bajo, que dejaba al descubierto unos originales pendientes de aro.

Amaia Salamanca lleva el 'glamour' a San Sebastián del brazo de su novio, Rosauro BaroVER GALERÍA


Aunque el protagonista de la noche era Tommy Lee Jones, que aseguró que era "un honor y un placer muy grande" recibir este reconocimiento a toda su carrera en una ciudad "muy hermosa, al lado del mar", la bella actriz desató la locura de los fans a su llegada, al igual que Óscar Jaenada, su compañero de reparto en ¡Atraco!, quien no dudó en firmar autógrafos y fotografiarse con sus seguidores. La novia de Óscar, la también actriz Bárbara Goenaga, ha sido una de las presentadoras del festival donostiarra este año.

Muy discretos, y sin confirmar ni desmentir los supuestos rumores de boda, Amaia Salamanca estuvo acompañada de su novio, Rosauro Varo. Sin embargo,  prefirieron no posar juntos para los medios y fue en el interior del Palacio del Kursaal cuando pudimos ver a la pareja hacerse multitud de confidencias.


Amaia Salamanca lleva el 'glamour' a San Sebastián del brazo de su novio, Rosauro BaroVER GALERÍA


En la película ¡Atraco! dirigida por Eduard Cortés y en la que Amaia comparte cartel con Óscar Jaenada, Guillermo Francella, Nicolás Cabré, Daniel Fanego y Jordi Martínez, la bella actriz interpreta a una enfermera, Teresa Carvajal, que sumerge al espectador en el Madrid de los años 50 para describirle un episodio que nunca ocurrió: el robo de las joyas empeñadas de Eva Perón. 

Durante la presentación de la cinta, Amaia declaró que lo que más le atrajo del guión de este filme "fue la época en la que se desarrollaba, el ambiente de posguerra". "Sé que en la serie de Gran Hotel he hecho interpretación de época, pero nada tiene que ver, es 1900 y no 1956", declaró.

Sin un hueco en su agenda desde hace más de 6 años, Amaia confesó que tuvo que documentarse mucho para poder bordar este papel. "Internet se convirtió en una herramienta fundamental para informarme de cómo se vivía en esa época, así como las reuniones que mantuve con Eduard Cortés". La actriz también desveló uno de sus secretillos durante el rodaje del filme y es cómo aprendió a bailar. "Como no sabía como se bailaba en 1950 use YouTube para documentarme".

Más sobre: