Se quedó en un susto: Sharon Stone, ingresada durante unas horas en un hospital de Milán

La actriz se sometió a un chequeo tras sufrir una migraña y fue dada de alta a las pocas horas

Comenzó como una noche normal: un sitio reservado en el front row de un desfile, una cita para cenar, una fiesta…Sharon Stone tenía su visita a la Semana de la Moda de Milán planeada a caballo entre el deber y el placer. Acompañada de su novio Martin Mica, la actriz asistió a la presentación de la nueva colección de Fendi. Con un conjunto negro, disfrutó del espectáculo y aplaudió sus propuestas para ir luego a cenar a uno de los muchos restaurantes de la capital italiana.

Sharon StoneVER GALERÍA



Fue sin embargo allí donde se torció la noche. La artista se empezó a encontrar mal y se trasladó rápidamente a un hospital, en el que fue ingresada durante unas horas. Tras algunas pruebas, le dieron el alta justo a tiempo de llegar a otro photocall al día siguiente. En la gala que organizó la fundación amfAR, demostró que todo había sido un susto y que por ella apenas pasan los años gracias a un vestido ajustado con un provocativo escote. En un comunicado se explicaron los motivos de su estancia en la clínica. “Sharon tenía síntomas relacionados con la migraña y pensamos que era mejor que le hicieran un chequeo antes de la gala AmfAR. La examinaron y recibió un informe favorable. Y como dijo, un contratiempo no va a acabar conmigo”. Puede que la alarma entre su equipo se debiera a sus antecedentes y es que en 2001 sufrió un ictus cerebral, cuyas secuelas ha ido superando poco a poco en los últimos años.

Sharon StoneVER GALERÍA



Se encontraba tan bien al día siguiente que incluso durante la fiesta estuvo alentando la subasta que logró cifras bastante elevadas. El diseñador Roberto Cavalli pagó 35.000 euros por una nueva versión del sofá Bocca de 1972, en forma de labios, después de que Stone se sentó en el mueble para mostrar que era cómodo. Un grabado de Damien Hirst de 2004, de nueve puntos de colores, titulado "Quene 1-AM" se vendió en 110.000 euros, mientras que un impreso de Robert Rauschenberg llamado "Site", se colocó en 40.000 euros.

Más sobre: