Bradley Cooper y Zoe Saldana, juntos pero no revueltos en el estreno de la película en la que se conocieron

Dicen que el rodaje de 'The Words' fue el culpable de que se enamoraran, sin embargo la relación de los actores dista mucho de la complicidad que mostraban hace meses

Bradley Cooper y Zoe SaldanaVER GALERÍA


Después de firmar el contrato para hacer The Words, Bradley Cooper y Zoe Saldana sabían que después tendrían que promocionar la película y acudir a diferentes festivales y estrenos. En definitiva, pasar mucho tiempo juntos. Al principio, las horas de rodaje habían hecho que entre ellos surgiera algo más que chispas y estuvieron saliendo varios meses, durante los cuales el actor incluso llegó a presentar a Zoe a sus padres. Todo indicaba que su relación iba viento en popa. Sin embargo, parece que su noviazgo no llegó a buen puerto.


nullVER GALERÍA


Cada uno mirando hacia un lado, sonrisas forzadas... pero, ante todo, profesionalidad. El hombre más sexy del mundo y la chica de Avatar acudieron anoche al gran estreno de la cinta que rodaron juntos, que tuvo lugar en los cines ArcLight de Los Ángeles. Y, a pesar de que no mostraron la complicidad que compartieron en anteriores ocasiones, lo cierto es que el buen ambiente reinó entre el equipo. 

Elegante y sexy, Saldana eligió para la ocasión un diseño de transparencias y paillettes de Elie Saab, que combinó con unos zapatos de color maquillaje de Brian Atwood. Por su parte, Cooper volvió a demostrar por qué es uno de los hombres más elegantes y que dejan sin aliento a las mujeres de medio mundo.

 
VER GALERÍA


A pesar de que se mostraron algo incómodos y sus miradas tampoco se encontraron, las cámaras de los fotógrafos consiguieron captar este instante en el que la actriz observaba con una sonrisa al ex novio de Renée Zellweger. ¿Realmente habrá acabado su relación? ¿Será una táctica para pasar desapercibidos y evitar el acoso de los medios?

Junto a Bradley y Zoe, también vimos a las otras estrellas de la película: Jeremy Irons, Dennis Quaid o Ben Barnes. La gran ausente fue la bella Olivia Wilde.

Más sobre: