Orlando Bloom y Miranda Kerr, paseo romántico y almuerzo en familia en la ciudad de Sidney

Han pasado muchos meses separados debido al rodaje de El Hobbit, por eso ahora Orlando Bloom y Miranda Kerr se han reservado unos cuentos días para pasarlos en familia alejados del cine y de las pasarelas.

nullVER GALERÍA



La atractiva pareja se ha marchado a Sidney, ciudad natal de Miranda, y ha sido allí donde nos han regalado una de las imágenes más bonitas del actor y la espectacular modelo disfrutando de un romántico paseo solo para ellos dos.

A pesar de que en Australia es invierno, las temperaturas de Sidney son bastantes suaves, y mientras que Orlando se cubrió con una cazadora vaquera, Kerr algo menos friolera eligió un atuendo más veraniego, formado por unos piratas negros y una floreada blusa.

VER GALERÍA



Aunque a Miranda Kerr y a Orlando Bloom les encanta visitar Australia, lo cierto es que donde más agusto y anónimos se sienten en su escondite de Nueva Zelanda, tal y como ha confesado recientemente la modelo. "Me gusta ir a un parque público, sentarme en un banco y disfrutar de ello. Es allí en el único lugar donde puedo hacerlo" 

Orlando Bloom y Miranda Kerr no se dejaron ver en esta ocasión con su hijo Flynn, quien sin duda, se ha convertido en el centro de sus vidas, en su lugar, la pareja se dejo ver en compañía del padre de la modelo, John, con el que fueron a almorzar.

VER GALERÍA



A pesar de su juventud, Miranda, 29 años, y Orlando, de 35, se han convertido en una de las parejas más estables de Hollywood. El pirata del Caribe y el ángel de Victoria´s Secret se conocieron en 2007 y aunque al principio comenzaron como amigos, su amistad se convirtió en amor. "Fuimos amigos durante un tiempo y entonces, nuestra relación se convirtió en algo más", afirmaba Miranda a la revista Hello! en septiembre de 2008, donde también señaló que fue ella quien consiguió el teléfono de Bloom mediante su representante.

Y después de convertir su amistas en amor y después de hacer su primera aparición pública en abril de 2008 en Doncaster Sydney, la pareja decidió pasar por el altar en julio de 2010 en una ceremonia secreta celebrada en Los Ángeles.

Más sobre: