Rachel Weisz 'infiltra' a James Bond en el estreno de la cuarta entrega de Bourne

Daniel Craig acompañó a su mujer a la 'première', pero evitó posar con ella en la alfombra roja

null

Eligieron España para posar por primera vez después de su boda. Fue el pasado enero en el estreno de Los hombres que no amaban a las mujeres, adaptación americana de la exitosa novela de Stieg Larsson. Después de esa ocasión otras alfombras rojas han seguido echando de menos ver de nuevo a Rachel Weisz y Daniel Craig juntos. Discretos y muy celosos de su intimidad, en el estreno en Nueva York de The Bourne Legacy, cuarta entrega de El caso Bourne, Rachel Weisz tuvo que desfilar sola. Lo cierto es que ella se basta para acaparar todas las miradas, ya que su ajustado vestido de Dior, zapatos de Louboutin y joyas de Bulgari la convirtieron en la más atractiva de la velada. Ni siquiera sus compañeros de reparto Jeremy Renner y Edward Norton, aunque muy guapos también, le hicieron sombra.

Entre bambalinas, escondido de las miradas curiosas, estaba James Bond, osea Craig, llegado directamente de la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres. Sólo apareció ante las cámaras un segundo al finalizar el estreno, en el que dejó todo el protagonismo a su mujer. Justo cuando acaba de cumplirse un año desde su boda, fue en junio de 2011, la intérprete ha confesado al programa Good Morning America que cuando tenía veinte años no imaginó que algún día se casaría o tendría hijos (tiene un niño de 6 años fruto de su relación con Darren Aronofsky). No quiso comentar sin embargo la posibilidad de ser madre de nuevo, alegando que es una cuestión demasiado íntima.

 

En la nueva entrega de la historia de Bourne, otro de los héroes de acción modernos, Rachel interpreta a Marta, una investigadora científica a la que le costó bastante hacer las escenas de acción. “Hacía muchas preguntas en el plató, probablemente porque estaba increíblemente nerviosa, estaba intentando retrasarlo. Simplemente tienes que hacerlo, es como aprender a bailar” aseguró. Esta cuarta parte se desarrolla sin Matt Damon con la premisa “Jason Bourne era sólo la punta del iceberg”, lo que justifica la presencia de Jeremy Renner (The hurt Locker) como nuevo protagonista. Llegará a la gran pantalla a mediados de agosto.

Más sobre: