Primera aparición pública de Matthew McConaughey y Camila Alves tras su boda. ¿No se han ido de luna de miel?

Se dieron el 'sí quiero' después de seis años juntos el fin de semana pasado en una boda de cuento de hadas en Austin, sin embargo, no ha sido hasta ahora cuando hemos podido ver juntos a los recién casados. Después de algunas salidas en solitario, primero de Matthew McConaughey haciendo deporte y después de Camila Alves junto a sus dos hijos, ahora la pareja ha hecho su primera aparición pública como matrimonio cuando aterrizaban en el aeropuerto de Los Ángeles procedentes de Miami, donde acudieron a la boda de un amigo.

nullVER GALERÍA



Con una aureola de amor rodeándolos, el actor y la modelo no se soltaron de la mano ni un solo momento. Ella oculta tras unas gafas de sol lució un veraniego vestido verde con un cinturón a juego, mientras que Matthew se decantó por un atuendo mucho más cómodo camisa azul y pantalón blanco. No había ni rastro de sus dos hijos, ni de Levi, quien el próximo mes cumplirá cuatro años, ni de Vida, de dos años y medio, quienes fueron los encargados de portar los anillos y las flores nupciales respectivamente.

Y aunque Camila se resiste a enseñar su anillo de casada, el de Matthew lo hemos podido ver claramente en esta primera aparición. De momento, la pareja no ha comenzado su luna de miel, aunque se han reservado unos cuentos días para estar juntos.

VER GALERÍA



La ceremonia, a la que asistieron numerosos rostros conocidos, tuvo muchísimos detalles dignos de mención. Camila bailó un precioso vals luciendo un vestido hecho a medida de Ducarmo Castelo Branco, zapatos de Stuart Weitzman, y joyas de Neil Lane. "Se hizo un silencio absoluto antes de que ella salieron y los 42 años de mi vida corrieron por mis venas… y luego pensé en ella" declaraba el actor a la revista People.

Se susurraron los votos al oído justo cuando el sol se ponía en el horizonte. "Nadie pudo oír lo que Matthew le dijo, pero se podía sentir", declaraba uno de los invitados al enlace. "Todo el mundo pudo ver la reacción de Camila: En primer lugar, ella sonrió y después se emocionó. Fue uno de los momentos más emotivos y hermosos de la celebración" añadía dicho invitado.

Hoy no ha habido lágrimas sino mucho amor y complicidad. Y es que durante estos seis años de noviazgo, estos dos trotamundos han formado una familia feliz a la que han puesto un broche de oro con una boda de ensueño.

Más sobre: