El Festival de Cine de Cannes se vive de noche... y de día

Entre estrenos, fiestas, posados y recorrer los lugares más bonitos de la ciudad en Cannes parece imposible aburrirse. Cuando uno no está pensando en el modelito que lucirá sobre la alfombra roja, está pensando en que su película guste a la crítica y cuando no está reflexionando sobre esto, está buscando la invitación que le abrirá las puertas de una divertida noche con lo más granado de la ciudad francesa.

nullVER GALERÍA



Eva Longoria es una de las que está sacando el máximo partido su paso por Cannes. Estuvo la noche de miércoles en su apertura y ayer, la protagonista de Mujeres desesperadas volvió a derrochar glamour y sensualidad en sus diferentes apariciones. Primero se dejo ver presumiendo de piernas por los rincones de este bello enclave de la costa francesa y después acudió de nuevo a su cita con la alfombra roja. Eva presenció el estreno de la película De Rouille et D'os, protagonizada por Marion Cotillard, y lo hizo enfundada en un diseño de Emilio Pucci de seda blanco con inserciones geométricas transparentes. Horas más tarde y con el fin de estar algo más cómoda aunque igual de femenina, Longoria cambió este espectacular vestido por un sugerente diseño negro.

VER GALERÍA

Freida Pinto y Jane Fonda, a las que también pudimos ver tanto en la alfombra roja como en las posteriores fiestas celebradas en honor de las estrellas de cine también han sorprendido por los diseños que han traído en sus maletas. Freida pura sensualidad y Jane, cien por cien elegancia. Las dos actrices, que se fundieron en una abrazo cuando se encontraron sobre la alfombra roja, tampoco quisieron perderse el prometedor filme de Marion Cotillard, dirigido por Jacques Audiard, así como una posterior fiesta en donde ambas se mostraron muy relajadas y contentas de estar pasando estos días en la que es por unos días la capital del cine.


VER GALERÍA



Y como os podréis haber dado cuanta, la actriz ganadora de un Oscar, Marion Cotillard, fue ayer la protagonista del Festival. Había muchas ganas de verla de nuevo en la gran pantalla y parece que su filme logró tocar de lleno al jurado debido a su dureza y su capacidad de emocionar.

De rouille et d'os es una dura historia que emocionó a la actriz cuando leyó el guión pese a no comprender realmente a su personaje, Stéphanie, una entrenadora de orcas que conoce una noche a Ali, un exboxeador perdido que debe hacerse cargo de su hijo de 5 años. "Cuando leí el guión me sentí conmocionada por la historia", explicó Cotillard en rueda de prensa. "Normalmente tengo una comprensión inmediata del personaje al leer un guión (....). Pero en este caso, tras leer el guión, no sabía quién era Stéphanie" .La actriz le preguntó a Audiard, que tampoco sabía quién era Stéphanie y "esa perspectiva de partir juntos al encuentro de ese personaje" fue lo que más le interesó. La actriz, que por la tarde lució un primaveral vestido de gasa de Christian Dior, por la noche volvió a confiar en este diseñador para triunfar en la alfombra roja. Marion dio en el clavo vistiendo una creación muy sencilla compuesta por un corpiño negro de escote corazón y una falda azul marino de tul.

VER GALERÍA



Quien tampoco quiso perderse este estreno, fue Rossy de Palma, quien fue la encargada de poner el toque español en Cannes. La actriz, que llegó al Gran Teatro Lumière con un vestido color chocolate lleno de volantes, lo hizo acompañada por la actriz francesa Clotilde Coureau, esposa de Filiberto de Saboya, con la que posó con la mejor de sus sonrisas para los fotógrafos.

VER GALERÍA



A quien se ha podido ver por la ciudad, y en alguna que otra fiesta, pero aún no en ningún estreno ha sido a la actriz Naomi Watts, quien aterrizaba ayer en Cannes. Al igual que a Jennifer Connelly y su esposo Paul Bettany, quien ya se encuentran en la ciudad francesa. La pareja, que se espera que haga su aparición en los próximos días, tiene previsto acudir a la presentación de la copia restaurada y revisada de Once upon a time in America, de Sergio Leone.

Más sobre: