Mark Wahlberg, un 'superpapá' en las playas de Miami

Además de lucir su musculoso cuerpo, el actor se deshizo en mimos con su esposa, Rhea Durham, y se lo pasó en grande jugando con sus cuatro hijos: Ella, de ocho años, Michael, de seis, Brendan, de tres, y Grace, de dos

El actor con su esposa, Rhea Durham, y su hija mayor, EllaVER GALERÍA
PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA VER TODA LA GALERÍA FOTOGRÁFICA


Más de una se ha quedado con la boca abierta al ver las últimas imágenes de Mark Wahlberg. Desde hace meses, el actor ha tenido que dedicarse en 'cuerpo y alma', nunca mejor dicho, a conseguir un musculoso cuerpo para interpretar al personaje de su última película, Pain and Gain, en la que comparte protagonismo con Dwayne Johnson (Fast and Furious 5, Sed de venganza). Bajo las órdenes del director Michael Bay, Mark y Dwayne interpretan en este filme basado en un hecho real, a dos culturistas poco espabilados y aficionados al dinero fácil que se ven involucrados en una red de extorsión y un secuestro que acabará complicándose.

Para rodar la película, el actor se ha trasladado con toda su familia a Miami, donde ha aprovechado un descanso de la grabación para disfrutar de las playas y el buen tiempo junto a su mujer, Rhea Durham, y sus cuatro hijos: Ella, de ocho años, Michael, de seis, Brendan, de tres, y Grace, de dos. La pareja se llevó a toda su 'tropa' a Miami Beach y nos regalaron sus imágenes más tiernas y familiares, unas instantáneas que demuestran que además de ser un 'superhombre' en la gran pantalla, en la vida real es un 'superpapá'.

Mark con sus hijos Michael y EllaVER GALERÍA


Sin duda, los 'peques' de la casa están encantados con los músculos de su papá, ya que gracias a ellos pudo lanzarles y hacer piruetas en el aire, además de corgerles en brazos y llevarles sobre sus hombros. El actor ya reconoció durante su visita a España hace unos meses, que su familia es su prioridad y que quiere ser un ejemplo a seguir para sus hijos y evitar así que no comentan los mismos errores que él cometió. De hecho, siempre piensa en ellos antes de aceptar cualquier papel. "Me encanta rodar escenas de acción pero tengo mucho cuidado porque soy padre de cuatro hijos", confiesa.

Mientras los niños jugaban, Mark y Rhea también tuvieron tiempo de disfrutar de unos instantes en pareja y fue entonces cuando volvieron a demostrar que tras once años de matrimonio siguen estando tan enamorados como el primer día y sus cuatro hijos son su mayor orgullo.

Romántica instanánea de la parejaVER GALERÍA


"Mi misión en la vida es que mis hijos crezcan bien. Con todo el éxito que he tenido, si fallo en eso, mi vida no vale nada”, asegura. Respecto a si tienen pensado aumentar la familia o no, por el momento parece que no entra en sus planes más inmediatos. “Mi mujer tiene el permiso para escoger el número mágico...Tantos como ella quiera tener", aseguró el actor cuando nació su hija pequeña, Grace. ¿Se animarán a tener más hijos?

Más sobre: