Anne Hathaway casi irreconocible por exigencias del guión

Su imagen ha dado un giro de 90 grados, su sorprendente cambio de imagen no ha dejado indiferente a nadie. Anne Hathaway vive estos días mimetizada en el personaje que le ha tocado interpretar en su nuevo trabajo, Los Miserables, en donde da vida a Fantine, una trabajadora de una fábrica que se ve obligada a ejercer la prostitución para mantener a su hijo y que finalmente termina vendiendo su cabello para conseguir dinero. Un papel para el que la actriz ha tenido que prepararse a conciencia y para el que ha tenido que hacer algún que otro sacrificio.

nullVER GALERÍA



Para empezar, la actriz tuvo que llevar una dieta de tan solo 500 calorías diarias, después se vio obligada a cortarse su preciosa melena y ahora intenta ocultar su imagen para no desvelar parte del misterio del filme. Anne, de 29 años, se ha dejado ver con este nuevo look en una céntrica discoteca de Londres a la que acudió acompañada por un grupo de amigos y por su prometido, Adam Shulman, quien esperemos que se haya acostumbrado ya a la nueva imagen de su chica.

Con un abrigo de paño negro, vaqueros y unas altos zapatos de tacón y visiblemente mucho más delgada, Anne abandonó el local en la parte trasera de un vehiculo en cuyo interior la esperaba su novio.

VER GALERÍA



Pero quizás lo más sorprendente de este radical cambio de imagen, es el escaso tiempo que ha tenido la actriz para conseguirlo. Al comienzo de la película Anne no luce una figura tan delgada, de hecho se muestra algo regordeta, una silueta que Hathaway tuvo que modelar en tan solo 20 días ya que el guión así lo exigía.

Anne ha sacrificado así todo su glamour y aunque algunas actrices optan por usar una peluca para la ejecución de algunos de sus papeles, la actriz no ha tenido ningún pudor en cortarse la melena para hacer su personaje aún más real y creíble.

Más sobre: