Connor, hijo de Tom y Nicole Kidman, se hace un hueco en el mundo de la música como DJ con un caché de 7.500 euros por sesión

nullVER GALERÍA

 

Sus padres son dos de los actores más reconocidos de Hollywood, y con esta ‘herencia’ lo más habitual sería continuar con sus pasos y probar en el mundo de la interpretación. Sin embargo, Connor Cruise ha decidido labrar su futuro apostando por otro campo y se ha propuesto vivir de la música. El joven de 17 años acaba de iniciar su carrera como DJ pero a pesar de ello, ya son muchos los locales de Los Ángeles que se le rifan, tal y como demuestra en su perfil de Twitter, donde cuelga frecuentemente imágenes mientras practica con los discos. Además, tiene un caché que ya alcanza los 10.000 dólares por sesión (algo más de 7.500 euros).

Buena presencia, un potente apellido y por supuesto, mucho talento con las mesas de mezclas parecen ser los atributos que llaman la atención de DJ C Squared, que es como se hace llamar el joven. De hecho, el pasado fin de semana Connor fue uno de los disc jockey más aclamados de la fiesta XBOX Miracle Music, en donde compartió cabina con Nervo, unas gemelas australianas bastante consolidadas ya en el mundo de la electrónica.

El hijo adoptivo de Nicole Kidman y Tom Cruise está hecho, a pesar de su corta edad, todo un emprendedor. Aunque de momento continúa viviendo con su padre Tom y con Katie Holmes y asiste al mismo colegio que sus hermanas Isabella y Suri en Los Ángeles, lo cierto es que Connor ya apunta maneras y comienza a forjar su futuro con muy buen pie. Junto a su mejor amigo, Jake Isham, ha creado una empresa musical que les representa y además él mismo gestiona su propia página web.

Más sobre

Regístrate para comentar