Jennifer Garner reaparece dos semanas después de ser mamá junto a su hija Violet, quien ya practica para cuidar a su nuevo hermanito

Ya son familia numerosa. Ben Affleck y Jennifer Garner se convirtieron de nuevo en padres el pasado 27 de febrero de un niño muy deseado y que fue muy bien recibido por sus dos hijas, Seraphina, de tres años, y Violet, de seis, quien ha tenido que hacer hueco al nuevo 'rey' de la casa.  

nullVER GALERÍA



Ahora, tan solo 12 días después de dar la bienvenida a Samuel Garner Affleck, la actriz se ha dejado ver en compañía de su hija mayor por las calles de Los Ángeles. Con ropa cómoda, pues a pesar de lo rápido que se recuperan las actrices de los embarazos, Jennifer no es una heroína que pueda trasformarse de la noche a la mañana, la actriz ocultó su rostro con unas enormes gafas de sol, eso sí, sin perder de vista ni un solo segundo a su pequeña.

VER GALERÍA

Violet, quien aún continúa usando esas modernas gafas de ver con las que nos sorprendía en año pasado, parece estar practicando para cuidar a su nuevo hermanito, ya que se dejó ver portando una canastilla de juguete con un muñeco y copiando los gestos y  movimientos que ha visto hacer ya a su mamá en dos ocasiones.

Son una familia feliz, a la que ahora les toca repartir más el cariño, con esta nueva incorporación. "Está muy emocionados de tener un hombrecito en la familia y sus hermanas ya le quieren mucho" ha confesado una fuente cercana a la pareja a la revista People. Ben, quien se casó con Jennifer en junio de 2005 no cabe en sí de felicidad, ya que ahora no será él el único chico de la casa.


Más sobre: