¿Acercamiento? ¿reconciliación? o ¿amistad?... Arnold Schwarzenegger y María Shriver disfrutan de un almuerzo juntos

El exgobernador de California Arnold Schwarzenegger y la que fuera su esposa pusieron fin a su matrimonio en mayo de 2011

Desde que anunciaran su separación el pasado mes de mayo, los encuentros entre el exgobernador de California Arnold Schwarzenegger y la que fuera su esposa, María Shriver, se han sucedido esporádicamente. Sin embargo, desde las pasadas navidades hasta el día de hoy las 'citas' entre la expareja han sido más habituales.

El pasado mes de diciembre, Arnold y María disfrutaban del periodo navideño en su casa familiar de Brentwood, California, en compañía de sus cuatro hijos -Katherine, Christina, Patrick y Christopher- y esta semana ambos han compartido un entretenido almuerzo, de ahí que se haya comenzado a especular con la posibilidad de una posible reconciliación entre ambos.


null


Las imágenes de la estrella de Terminator, de 64 años, y su exesposa, de 56 años, no dejan lugar a dudas de que se les veía muy bien juntos e incluso se les vio sonriendo tímidamente a la salida del restaurante. Después de compartir mesa y lejos de marcharse cada uno por su lado, Schwarzenegger, quien el año pasado admitía ser el padre de un niño fruto de un romance con una de sus empleadas de hogar, visitó una tienda de muebles en compañía de María Shriver.

Tan distendido era el ambiente, que Arnold, en un gesto muy caballeroso, ofreció su chaqueta a María, ayudándola a ponérsela sobre los hombros. La expareja, que eligió para esta cita ropa de sport, acudió a este establecimiento para comprar algunos muebles nuevos para la mansión de algo más de nueve millones de euros que ha adquirido la periodista en Los Ángeles.



La semana pasada se vio por los alrededores de la residencia de Brentwood, la que María compartía con el que fuera su marido y sus hijos, algunos camiones de mudanza sacando parte de los enseres de María para, a continuación, ser llevadas hasta su nuevo hogar, situado a escasos metros de su antigua casa. La mansión en la que se ha instalado la periodista, que fue adquirida hace ahora seis meses, fue totalmente reformada antes de que María se mudara y cuenta con más de 11.000 metros cuadrados distribuidos en ocho habitaciones y siete cuartos de baño. Además, la residencia incluye un garaje para tres coches, gimnasio, una sala de teatro y una bodega.

Esta mudanza contrasta bastante con los rumores de acercamiento entre la expareja que de llegar a formalizar su divorcio, en la actualidad paralizado, pasaría a formar parte de la lista de los divorcios más caros de la historia, embolsándose María Shriver 264,4 millones de euros.

Más sobre

Regístrate para comentar