Vanessa Paradis hace de la ironía su mejor escudo para no hablar de su crisis con Johnny Depp: 'Si como tres guisantes, estoy embarazada y si me separo en invierno, me caso en verano'

Esta es la primera aparición pública de la actriz tras comenzarse a rumorear que ella y Jhnny Depp hacía un mes que ya no vivían juntos

Vanessa Paradis y Johnny Depp han decidido colgar el cartel de "No molestar". La pareja no ha confirmado ni desmentido nada, pero sus apariciones públicas en solitario y algunas de sus enrevesadas declaraciones hacen pensar que su separación es un secreto a voces. Si hace tan solo unos días veíamos a la actriz francesa caminando sola por las calles de París, ayer Vanessa se dejó ver en la premier de su nueva película Cafe de Flore, cuyo estreno tuvo lugar en la capital francesa.



La intérprete y cantante de 39 años, quien tiene dos hijos con Depp, se mantuvo bastante reacia a hablar de su vida privada durante la entrevista que le realizó anoche la emisora de radio francesa Europe 1 con motivo de la premier. Con esa voz tan sensual, que la hizo colarse los primeros puestos de las listas musicales, y tirando de su lado más irónico, Vanessa afirmaba: "¿Sabes? Cuando como tres guisantes, estoy embarazada. Cuando visito una ciudad, es que quiero comprar una casa allí. En invierno me separo y en verano dicen que me caso. Y así ha sido durante quince años...".

null

Sea tan solo una crisis de pareja o el preludio de una firma de divorcio, lo que parece un hecho es que ambos han decidido salvaguardar su espacio y hace algo más de un mes que no viven juntos. Él se rumorea que se ha comprado una casa en Los Ángeles para vivir su supuesta soltería y ella está con su familia en Paris.

Junto a estas declaraciones que siembran la duda de cuánto hay de verdad en esta separación, Vanessa realizaba otras, en principio en referencia al filme en que acaba de trabajar, que provocaban que esta madeja de rumores se liara un poquito más. "No creo en el matrimonio ni en las almas gemelas. "La idea de un alma gemela es muy romántica para hablar de ella en una película o una canción, pero en la realidad, me da mucho miedo".

Con una chaqueta negra tipo esmoquin, un pañuelo al cuello del mismo color, pantalones rojos de cuero y un maquillaje perfecto para hacer definir aún más su dura y elegante mirada, Vanessa abandonó pronto la premier dejando el protagonismo a su hermana, la también actriz Alysson Paradis, quien continuó la fiesta en una conocida discoteca cercana al cine en el que había sido estrenado el filme.



Más sobre: