Los jóvenes talentos de Hollywood dan un aire ‘chic’ a la temporada de premios

Elegancia y sobriedad versus originalidad y frescura. Tal vez se podría definir así la “batalla” que estos días se vive en las alfombras rojas que adornan las entregas de premios. Y es que la gran pantalla se va llenando de jóvenes y casi desconocidos rostros, que saltan a la fama gracias a grandes interpretaciones, y se hacen un hueco en las quinielas de favoritos. Junto a ellas, las veteranas de la profesión siguen paseando su experiencia y su glamour con diseños de alta costura que les sientan como un guante y nada tienen que envidiar a las combinaciones de estas jóvenes.

En la entrega de los premios del círculo de críticos de Estados Unidos, Felicity Jones, Chloe Grace Moretz, Rooney Mara, Jessica Chastain y Shailene Woodley pusieron el toque chic en una alfombra que cambió su habitual rojo brillante por un discreto negro. Felicity Jones, de 28 años, ya recogió en Sundance un premio por su papel el Like Crazy, galardón que recibió en esta velada a la mejor actriz revelación y que recogió con un Dolce&Gabbana que combinaba transparencias en el corsé y una falda con vuelo. Otra revelación ha sido la versión americana de Lisbeth Salander o lo que es lo mismo Rooney Mara, de 26 años, que tiene enamorada a la crítica. Ella tampoco se quedó sin premio a la sorpresa de la temporada (por Los hombres que no amaban a las mujeres) y se lució con este sobrio vestido negro de Miu Miu.

nullVER GALERÍA

Shailene Woodley, de 20 años, mejor actriz de reparto por su papel en The descendants, estaba estupenda en su modelo de L’Wren Scott, compartió su alegría con su compañero de reparto George Clooney, elegido mejor actor por la misma cinta. Este paseó del brazo de su inseparable novia Stacy Kleiber, que combinó su vestido de Marchesa con zapatos de Brian Atwood, clutch de Jimmy Choo y pendientes de Dana Rebecca.

Ella no subió al podium pero la película que protagoniza se hizo con dos galardones principales: a la mejor película y el mejor director. Hugo de Martin Scorsese puede presumir de eso y de tener en sus filas a una Chloe Grace Moretz a la que no le faltaba ningún detalle. A sus catorce años, el rojo brillante de su Miu Miu Resort combinaba a la perfección con unas sandalias brillantes del mismo color y una diadema con un bonito lazo de adorno. Su atrevimiento estuvo en pintarse las uñas de azul claro… ¿moda o extravagancia?

VER GALERÍA

Hacia ellas se dirigieron todas las miradas aunque “modelos” había de sobra. Jessica Chastain, con un Zac Posen, zapatos de Roger Vivier y joyas de Harry Winston, y Naomi Watts, Emma Stone, con vestido de J. Mendel, zapatos de Christian Louboutin y joyas de Jack Vartanian, Tilda Swinton, premiada como mejor actriz por We need to talk about Kevin, la única que escogió unos pantalones, Keira Knightley, con un romántico diseño, y la siempre elegante Helen Mirren también disfrutaron de la noche. ¿Estarán tomando nota las actrices para no repetir vestido en la noche de los Globo de Oro el próximo domingo?

Más sobre: