La nueva investigación sobre la muerte de la actriz Natalie Wood reafirma la tesis del accidente

Después de treinta años se reabrió el caso, una noticia sorprendente pero que esperaba arrojar nuevos datos acerca de las causas de la trágica muerte de la actriz. Sin embargo, la nueva investigación sobre el fallecimiento de Natalie Wood confirma la tesis de que se trató de un accidente, tal y como han determinado las autoridades tras su ahogamiento en 1981, según publicó hoy en su web el diario Los Angeles Times.

El suceso volvió a la actualidad el pasado mes de noviembre cuando la Policía de Los Ángeles decidió estudiar de nuevo lo ocurrido a la protagonista de West Side Story después de que llegara a sus manos información "fiable" y "creíble" de "varias fuentes" que planteaba nuevos interrogantes. Dennis Davern, el capitán del barco Splendour rompió su silencio en el libro "Goodbye Natalie, Goodbye Splendour," que escribió con su amigo Marti Rulli y fue publicado en 2009. En él relató lo ocurrido la noche del suceso, una versión en la que dice que el fallecimiento de la intérprete podría haber sido causado por una pelea con su marido, una teoría que también la hermana de Natalie, Lana, defendió en 2010.

Según comentó el detective jefe del condado, William McSweeney, las semanas de entrevistas y trabajo de análisis no han arrojado evidencias de que la muerte de Wood se tratara de un homicidio. "En este momento, es una muerte accidental", aseguró McSweeney quien apuntó que la investigación aún seguía en marcha para esclarecer definitivamente los hechos, pero dudó de que esas pesquisas fueran a deparar una conclusión distinta.

El cuerpo sin vida de la actriz fue hallado flotando en el Pacífico, frente a la costa angelina, el 29 de noviembre de 1981, cuando la actriz tenía 43 años. La investigación en su momento determinó que Wood, después de haber bebido en exceso y de una discusión con su pareja, Robert Wagner, quiso dejar el yate en el que se encontraba. Intentó subirse en un bote de goma pero se cayó al agua y se ahogó, puesto que no sabía nadar.

Más sobre: