Demi Moore pidió la aprobación de sus hijas, de Madonna, y de su consejero espiritual antes de pedir el divorcio a Ashton Kutcher

Lucharon durante meses por salvar su matrimonio, pero semanas después de intensas especulaciones llegó la confirmación de una separación evidente, que puso punto y final a días de dimes y diretes y de un morbo profusamente alimentado ante la ausencia de declaraciones de los interesados. Demi Moore fue finalmente quien anunció su divorcio de Ashton Kutcher después de seis años de matrimonio. Y así lo hizo: "Con gran tristeza y pesar he decidido acabar mi matrimonio de seis años con Ashton. Como mujer, como madre y como esposa hay ciertos valores y votos que para mí son sagrados, y en ese espíritu he decidido seguir adelante con mi vida", y añadió: "Son momentos difíciles para mí y para mi familia, así que pediría la misma compasión y privacidad que darías a cualquier otra persona en una situación similar".


Demi Moore y Ashton KutcherVER GALERÍA


Los rumores de crisis comenzaron a raíz de que Sara Leal, una joven recepcionista de 22 años, confesara que había tenido un affaire con el protagonista de Dos hombres y medio en un hotel de San Diego la semana que el actor cumplía su sexto aniversario de boda con Moore. Al parecer era la segunda vez que Ashton Kutcher era acusado de engañar a su esposa. El pasado año una revista publicó las declaraciones de Brittney Jones, de 21, otra joven que aseguraba haber mantenido un escarceo con el joven actor. Una relación que fue inmediatamente negada por Kutcher. Sin embargo ha sido ahora el testimonio de Sara Leal -Ashton le dijo que él estaba separado de Demi- la gota que ha colmado el vaso y ha agotado la paciencia de Demi. Fue entonces cuando la pareja, devotos de la Kabbalah, fueron fotografiados durante un retiro espiritual en un intento por salvar su matrimonio.

Demi MooreVER GALERÍA



Una fuente cercana a la pareja revela a la revista HELLO! las claves de la historia: “Parecía que Demi estaba esperando la aprobación de Rabbi Berger, su consejero espiritual, antes de pedir el divorcio. Él en un principio se opuso a que rompieran y les acompañó en su retiro en un camping. Pero pronto se dio cuenta de que Ashton no estaba diciendo la verdad sobre su affaire con Sara Leal cuando no hacía más que negarlo. Así que le dio el ok a Demi para finalizar su unión”.

Demi, que es madre de tres hijas con su ex marido, Bruce Willis, Rummer, de 23 años, Scout, de 20 y Tallulah, de 17, consideró también los sentimientos de su familia antes de tomar la decisión. “Pidió consejos a sus hijas. Scout en particular estaba verdaderamente furiosa y dijo que ya nunca podría ver a Ashton con los mismos ojos. Además Demi nunca ha querido ser un modelo equivocado para sus hijas y sintió que debía ser un buen ejemplo para sus futuros relaciones.


Demi Moore y MadonnaVER GALERÍA



Por último, también ha estado aconsejada por una famosa y fiel seguidora de la Kabbalah, Madonna, que recurrió a la fe en busca de ayuda para salvar su matrimonio con Guy Ritchie. “Demi confió mucho en Madonna durante el pasado año cuando surgieron las primeras acusaciones de infidelidad de Ashton. Él lo negó todo e incluso logró convencer a Madonna de que quizá eran especulaciones de la prensa. Madonna vio a Demi tan destrozada que le aconsejó que siguiera la filosofía del perdón y del amor incondicional de la Kabbalah si quería darle una oportunidad a su matrimonio. Cuando surgió la historia de Sara Leal, Madonna sintió la necesidad de que Ashton probara su inocencia o sufriría las consecuencias y le comentó a Demi que ella nunca toleraría la infidelidad. Recordemos que Madonna y Guy estuvieron meses intentando salvar su matrimonio antes de divorciarse y que buscar una guía espiritual le ayudó a ser más fuerte y aliviar sus sentimientos de culpa cuando decidió dar por concluido su matrimonio.

Madonna y Demi están en contacto casi todos los días y la cantante le envía mensajes para decirle lo orgullosa que está de su fuerza y para recordarle que no olvide que luchó por salvar su matrimonio y que no fue posible. Madonna también ha tenido novios muy jóvenes y entiende su mentalidad. Le dijo que la inmadurez de Ashton era evidente y que ella se merecía que alguien la llenará tanto intelectual como emocionalmente. No olvidemos la reacción de Ashton tras el anuncio de su divorcio: “Siempre recordaré el tiempo que pasé con Demi. El matrimonio es una de las cosas más difíciles del mundo y, lamentablemente, a veces falla. Amor y Luz, AK”

Más sobre

Regístrate para comentar