Exclusiva en ¡HOLA!: Kimberly Stewart nos presenta a Delilah, la hija que ha tenido con el actor Benicio del Toro y primera nieta del famoso cantante Rod Stewart

Kimberly Stewart es la viva imagen de la felicidad en su primera experiencia como madre. La hija del cantante Rod Stewart y la modelo Alana Hamilton ha abierto a ¡HOLA! las puertas de su casa de Los Angeles para presentar a su hija, Delilah Genoveva, que nació el pasado 22 de agosto, un día después de cumplir ella 32 años. “Podremos celebrar siempre nuestros cumpleaños juntas”, comenta la modelo.

“Amo ser madre —dice Kimberly—, es la experiencia más grande del mundo, cada día que pasa es aún mejor. Delilah es un angelito perfecto, se parece a su padre, pero tiene mis piernas y el color de mis ojos”, asegura con la pequeña entre sus brazos.


Kimberly Stewart, hija del famoso cantante Rod Stewart, es la viva imagen de la felicidad al posar en exclusiva para ¡HOLA! con su hija, Delilah, en brazosVER GALERÍA


El padre de Delilah es Benicio del Toro, de 44 años, que dio a conocer la noticia en abril mediante un comunicado. “Me sentí muy emocionada cuando supe que estaba embarazada, porque tengo el apoyo del padre de mi hija y de mi familia; ser madre soltera no es ningún estigma para mí”, cuenta Kimberly, y añade que el actor siempre estuvo “encantado con la idea de ser padre”: “Toda la familia estaba en el hospital; mi madre y Benicio entraron al quirófano. Hay un vínculo muy especial entre mi hija y su padre.”

Delilah ha convertido en abuelo a Rod Stewart, de 66 años y padre de ocho hijos. El cantante estaba tan feliz que fue él quien dio a conocer el nombre de la niña por accidente: cantó en televisión Delilah, el tema de Tom Jones por el que Kimberly escogió el nombre para su hija. “¡Ya soy abuelo!, no dejo de repetirlo, es maravilloso”, dijo Rod durante el programa. Su hija añade, divertida: “Estoy acostumbrada, mi padre no se puede guardar nada. Es buenísimo con los niños y estaba tan emocionado cuando le dije que estaba embarazada que empezó a llorar.”

Mi única y verdadera preocupación es educar bien a mi hija, con valores morales y que sea una niña tremendamente feliz; estoy segura de que será así, ya que tiene una gran familia dispuesta a darle todo su amor —dice la modelo—. Mi madre no cabe de emoción, no puede esperar más a que la niña hable y pueda llamarla abuela.”

Más sobre: