Demi Moore y Ashton Kutcher se reúnen en la montaña en un intento por salvar su matrimonio

En medio de su grave crisis matrimonial, Demi Moore y Ashton Kutcher decidieron recurrir a la terapia para tratar de salvar su matrimonio. La pareja acudió con un consejero matrimonial y este fin de semana se ha produjo un acercamiento entre ambos.

Ashton y Demi visitaron un campamento de la montaña en Santa Bárbara -Cachuma Lake- e intentaron reavivar la llama del amor. Aunque hubieran preferido que su encuentro fuera secreto, los actores fueron fotografiados por un campista alrededor de un fuego con una serie de consejeros durante un retiro espiritual de la Kabbalah, religión que profesan desde hace siete años. La pareja ha tratado de buscar en este oasis de calma y tranquilidad la solución para sus problemas.

Un par de días antes, la pareja acudió a un servicio de Kabbalah en Los Ángeles. Aunque ellos se sentaron alejados uno del otro en el templo, Kutcher abrazó a Moore después del servicio y anduvieron tomados del brazo. Además, se puede constatar que tanto uno como otro lucen en sus manos sus respectivos anillos de boda, aunque fuentes cercanas a la pareja apuntan a que la relación está muerta: “Demi quiso arreglar el matrimonio pero el escándalo ocurrido en San Diego a causa de una infidelidad de su marido es muy duro para ella, además de las fotos que existen de él (en la fiesta), esto humilló a Demi”.

Según las versiones que circulan por Internet, Kutcher tuvo una fiesta pesada en un hotel de San Diego, California, el día del sexto aniversario de su boda con Demi Moore. Al parecer, Kutcher le fue infiel a Moore con una joven texana de 23 años, Sara Leal, y compartió su suite del hotel con otras tres chicas.

Sin embargo, este reencuentro en la montaña, el primero del que tenemos constancia en los últimos meses, podría haber fuctificado. Al día siguiente y después de muchos días sin tener contacto por las redes sociales, Ashton ha abierto la veda y le ha deseado suerte a Demi con la serie de cortometrajes Five, que se estrenaba anoche en la televisión americana: “¡Buena suerte esta noche! Debes estar orgullosa”.

Más sobre: