Guy Ritchie, un feliz y orgulloso papá junto a su hijo recién nacido en Los Ángeles

El director de cine ha sido fotografiado con su tercer hijo, de apenas un mes, y su pareja, la modelo Jacqui Ainsley

No hay duda de que tiene experiencia. Guy Ritchie se mostró como un padrazo a la salida del aeropuerto de los Ángeles. El cineasta, que llevaba a su hijo recién nacido en brazos, se mostró de lo más natural junto a su novia, la modelo Jacqui Ainsley, a su llegada a la ciudad estadounidense. Aunque eso sí, el feliz papá quiso mantener alejado a su hijo de los flashes de los paparazzi y optó por llevar a su hijo completamente tapado con una mantita blanca. Apenas se ha cumplido un mes de su nacimiento y aún no sabemos el nombre de la criatura. Muchos empiezan a bromear con la posibilidad de que tal vez el nuevo hijo de Ritchie siga los pasos de su padre tras las cámaras.


Guy Ritchie y Jacqui Ainsley con su hijo recién nacidoVER GALERÍA


La modelo Jacqui Ainsley dio a luz mediante cesárea el pasado 5 de septiembre en el hospital Portland de Londres y tal y como podemos apreciar en la imagen, la recuperación de la modelo ha sido vertiginosa. Jacqui lució unos shorts vaqueros y una chaqueta que dejaban ver su recuperada figura. Se trata del tercer hijo para el director de cine, de 43 años, pero el primero para la modelo, de 29 años. Guy ya es padre de otros dos hijos con Madonna, Rocco, de 11 años, y David, de seis, a quien adoptaron en Malawi en 2006. En octubre de 2008, Madonna y Ritchie pusieron fin a su relación: él se quedó en Londres y ella se marchó a Estados Unidos con sus hijos, aunque siempre que Ritchie puede intenta reunirse con ellos. Tal vez el hecho de viajar hasta allí propicie que los hijos que tuvo con Madonna conozcan a su nuevo hermanito.

Ritchie y Ainsley comenzaron su relación en 2010 y un año más tarde han dado la bienvenida a su primer hijo. Desde su separación de Madonna a él no se conoció ninguna pareja formal, hasta que llegó a su vida Jacqui que es quien ha conseguido devolverle la estabilidad y la alegría de convertirse en padre por tercera vez.

Más sobre: