Shiloh, Zahara, Knox y Vivienne Jolie-Pitt disfrutan de una tarde de juegos en casa de Gwen Stefani

Angelina Jolie llevó a cuatro de sus hijos al domicilio en Londres de la cantante, donde los pequeños lo pasaron en grande junto a Kingston, el hijo mayor de la artista

Los niños de Angelina Jolie y Brad Pitt y los de Gwen Stefani y su marido, Gavin Rossdale, comienzan a tener una vida social tan agitada como la de sus famosísimos padres. Aprovechando la estancia en Londres de Angelina y sus pequeños, la famosa cantante organizó una divertida fiesta infantil en su domicilio del barrio de Chelsea donde los hijos de las dos estrellas lo pasaron en grande juntos.


Angelina Jolie llevó a sus cuatro hijos pequeños, acompañados por guardaespaldas, a la casa de Gwen Stefani en Londres para disfrutar de una divertida fiesta infantilVER GALERÍA


A primera hora de la tarde del lunes, la actriz y cuatro de sus seis niños -Shiloh, Zahara, Knox y Vivienne- llegaban a casa de los Rossdale Stefani, al norte de la capital británica, en una furgoneta con los cristales tintados y acompañados de sus guardaespaldas para comenzar la que se convertiría en una inolvidable tarde de juegos junto a la cantante y su hijo mayor, Kingston.

Horas más tarde, y entre risas, la ganadora del Oscar y sus pequeños abandonaban el hogar londinense de la cantante, quien como buena anfitriona salió a despedirles a la puerta junto a su hijo. Los niños dejaron claro a la salida del domicilio que las sesiones de maquillaje no son sólo para mayores. Y si no que se lo pregunten a la pequeña Shiloh y a Kingston, el hijo mayor de Gwen, que lucieron sus particulares "pinturas de guerra" a la hora de la despedida.


Horas más tarde, la actriz y sus pequeños abandonaban el domicilio londinense de la cantante, que, como buena anfitriona, salió a despedirles con su hijo KingstonVER GALERÍA


Angelina llevaba en brazos al pequeño Knox, de tres añitos, al salir de la casa. La intérprete, de 36 años, está aprovechando estos días para pasar el mayor tiempo posible con sus hijos. Así, este fin de semana la artista disfrutó de una clase de vuelo en el aeropuerto de BlackBushe de Surrey acompañada de su hijo mayor, Maddox, que se llevó su IPad para estar entretenido durante los momentos en los que permaneció en tierra. La actriz, que siempre se ha diferenciado de otras mamás de Hollywood más convencionales, nos sorprendió asistiendo como alumna a estas clases particulares a pesar de tener licencia de piloto desde 2005.

Más sobre

Regístrate para comentar