Miguel Ángel Silvestre, Rodolfo Sancho y Michelle Jenner, ovacionados en San Sebastián

Tras el paso de veteranas del cine como Glenn Close o Catherine Deneuve, llegó el turno de las jóvenes estrellas del cine español. Un día después de la llegada de los recién casados Ana de Armas y Marc Clotet, aterrizo en San Sebastián uno de los actores más deseados del momento, Miguel Ángel Silvestre. El actor llegó a la capital donostiarra, aunque no lo hizo acompañado de su novia, Blanca Suárez. 

Después de haberse reconciliado con Blanca Suárez, tal vez esta era la mejor ocasión para verles juntos de nuevo. Sin embargo ha preferido viajar solo a este certamen. Con el pelo más largo y rizado, el popular Duque hizo las delicias de sus fans y admiradoras que le esperaban desde hacía horas a las puertas del hotel María Cristina. El actor regresa al cine con la película Verbo, la ópera prima de Eduardo Chapero-Jackson, junto a Alba García.



Verbo cuenta la historia de Sara, una chica de 15 años con un sexto sentido. Una joven y tímida heroína del siglo XXI que empieza a intuir que en el mundo tiene que existir algo más que lo que ven nuestros ojos, algo escondido que empieza a obsesionarle. Guiada por su instinto, comienza a encontrar en su gris existencia una serie de inquietantes mensajes y pistas que le empujan a entrar en una nueva dimensión, peligrosa y terrorífica, en la que deberá iniciar un viaje para salvar su vida. En el transcurso de este devenir perturbador pero lleno de aventuras, Sara encontrará un nuevo reto: el modo de cambiar el mundo.



Rodolfo Sancho y Michelle Jenner fueron otras de las estrellas que recibieron más ovaciones a su paso por el festival. Los actores acudieron al preestreno de Isabel, en el Teatro Victoria Eugenia. Sancho y Jenner asistieron acompañados de sus compañeros de reparto Pablo Derqui, Pedro Casablanc, Ginés García Millán y William Miler. La serie narrará la apasionante lucha de una mujer por llegar a reinar y su vida será reflejada desde la niñez hasta su coronación a los 23 años.



En el estreno se exhibió el primer capítulo de la serie en la que Isabel y su hermano Alfonso viven felices en Arévalo con su madre Isabel de Portugal, viuda del rey Juan II de Castilla, junto a su tutor Juan Chacón y su mujer, Beatriz de Bobadilla. Sin embargo, un día son llevados a la fuerza a la corte de Segovia por orden de su tío, el rey Enrique IV, con motivo del embarazo de su esposa, doña Juana de Avis. Isabel y Alfonso quedan bajo el cuidado de la reina, que los desprecia y los teme a la vez porque constituyen una amenaza para el futuro de la hija que está esperando.

Más sobre: