Madonna sorprende con un 'look' a lo Wallis Simpson, que inspiró su película, en la alfombra roja de Venecia

La cantante presentó su segunda cinta como directora en la que refleja su visión de la historia de amor de Simpson y el rey Eduardo VIII

En la segunda jornada del festival de Venecia, el plato fuerte era sin duda la nueva apuesta de Roman Polanski, Carnage, interpretada por Kate Winslet, Christoph Waltz y John C. Reilly, que suplieron el hueco dejado por la ausencia del cineasta. El pase de prensa, salpicado de carcajadas, acabó con una salva de aplausos que situaron a la cinta como una de las favoritas en la carrera por el León de Oro. Junto al director, Winslet saca su vena más graciosa: “Cuando Roman Polanski te invita a unirte a él en cualquier proyecto no puedes decir que no. Me siento extremadamente afortunada por haber sido incluida” explicó.

Kate WinsletVER GALERÍA

PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA VER LA GALERÍA DE FOTOGRAFÍAS

Habló también del incendio que destruyó la mansión de Richard Branson en la isla Necker, en el que se convirtió en una heroína al salvar a la madre del millonario. “Me sentí afortunada de haber estado con la familia Branson que se enfrentó a ello increíblemente bien, nunca he conocido a un grupo de gente tan extraordinariamente serena y estoy muy agradecida de estar viva y haber estado allí”.

Ella fue una de las que más atenciones acaparó en la alfombra roja con un ceñidísimo vestido de Victoria Beckham con una original cremallera a lo largo de la espalda, combinado con zapatos de Jimmy Choo. Competidoras en número de flashes no le faltaron, ya que Bar Refaeli o Marisa Tomei tampoco dejaron indiferentes a las decenas de personas agolpadas en torno a la alfombra roja.

Madonna no logra convencer a la crítica
Expectación es lo que esperaba a Madonna en Venecia. La intérprete, probando suerte de nuevo detrás de una cámara, dejó a su jovencísimo nuevo novio de vacaciones y paseó sola ante la crítica. Esta no ha sido demasiado misericordiosa con ella y su particular visión de la historia de amor de Wallis Simpson y el rey Eduardo VIII de Inglaterra, tildándola de “sosa” entre otros muchos adjetivos. W.E. no compite en la Mostra pero era el escenario en el que se enfrentaba a su primera prueba de fuego, que no ha dejado demasiado buen sabor de boca entre el público.

Madonna y Joaquín CortésVER GALERÍA


Ajena a comentarios, la diva desplegó todo su encanto en la rueda de prensa con un modelo negro de L’Wren Scott y definió su aventura como “una historia de liberación femenina”. “Me veo como alguien que cuenta historias. No veo gran diferencia entre escribir canciones y hacer películas. Siempre me he sentido rodeada de personas de gran talento como Sean Penn y Guy Ritchie, que me han apoyado en mi carrera como directora” dijo en alusión a sus dos exmaridos.

Madonna y Joaquín CortésVER GALERÍA

Por la noche, se trasladó precisamente a la época en la que está ambientada su película, los años cuarenta, con un romántico vestido cuajado de mariposas de Vionnet, un look retro acentuado por unas originales gafas de sol. Su equipo la arropó al máximo: James D'Arcy, Andrea Riseborough, Abbie Cornish, Oscar Isaac, y Natalie Domer vistieron sus mejores galas. La diva recibió además la felicitación de un viejo conocido, el bailaor español Joaquín Cortés que no se perdió su gran noche.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más