Exclusiva en ¡Hola!: Carolina Cerezuela y Carlos Moyá nos reciben en su casa de Mallorca con motivo del primer cumpleaños de su hija, Carla

Carlos Moyá y Carolina Cerezuela viven un verano lleno de emociones. Han dado un paso más al contraer matrimonio en Palma de Mallorca. Fue una ceremonia íntima y familiar donde la hija de la pareja tuvo un papel protagonista. Ya convertidos en marido y mujer, el tenista y la actriz invitaron a la revista ¡Hola! al cumpleaños de Carla en su casa familiar de la isla y concedieron una entrevista en exclusiva donde cuentan todos los secretos de su boda y hacen balance del primer año de vida de la pequeña. "El momento en que ví a Carlos y a mi hija en el altar no lo olvidaré mientras viva", asegura Carolina al evocar el recuerdo más especial de su boda. Aunque ellos en un principio no tenían intención de casarse, "cuando tienes un hijo ves la vida con otros ojos", asegura Cerezuela.


Carolina Cerezuela y Carlos Moyá con su hija, CarlaVER GALERÍA


En las imágenes del reportaje que publica esta semana la revista ¡Hola! se aprecia lo expresiva que es la pequeña Carla que posa con toda naturalidad. "Carla es una niña feliz. Ríe a todas horas. Es muy cariñosa y le encanta recibir mimos. Mi mayor prioridad es estar con ella. Me siento realizada como madre", admite la orgullosa actriz a quien no le importaría tener tres o cuatro hijos. Por su parte, Carlos Moyá sólo tiene buenas palabras para las dos mujeres de su vida: "Mi mujer y mi hija no sólo me llenan, sino también dan sentido a mi existencia. No puedo imaginarme la vida sin ellas". Y en cuanto a las tareas como padre, Carlos asegura que "no basta con decir 'soy padre', hay que ejercer como tal. Y eso es lo que hago. Juego con mi hija, la baño, le doy de comer, la llevo al pediatra, la duermo...Me involucro completamente".

Más sobre

Regístrate para comentar