Kate Winslet y su familia resultan ilesos tras un gran incendio en la mansión de Richard Branson

La actriz se encontraba de vacaciones con su novio, el modelo Louis Dowler, y sus dos hijos, cuando se desató una tormenta tropical que provocó un incendio

Incendio en la isla de NeckerVER GALERÍA




Kate Winslet
respira aliviada. La actriz ha resultado ilesa de un incendio en la isla de Necker en el Caribe, propiedad de Richard Branson. La actriz se encontraba de vacaciones junto a sus hijos, Mia, de siete años, y Joe, de diez, y su novio, Louis Dowler, cuando se produjo una violenta tormenta tropical que culminó en un gran incendio. Cerca de 20 turistas que se encontraban alojados en la Great House de la paradisíaca isla, entre ellos Winslet y su familia, tuvieron que ser evacuados después de que un rayo incendiara la casa hasta dejarla completamente destruida. Richard Branson, propietario de la isla, también disfrutaba de unas vacaciones junto a madre, su mujer y sus hijos cuando se desató la tormenta.


Kate Winslet



Evacuó a la madre de Richard Branson
Alrededor de las cuatro de la madrugada un rayo cayó sobre el edificio provocando un grave incendio. Al ser una construcción de madera, comenzó a arder a gran velocidad y el fuego se propago por todo el edificio rápidamente. Kate Winslet fue una de las personas que ayudó a evacuar a todos, al igual que el hijo de Richard Branson, Sam, de 22 años. Tras la tragedia, Branson envió un email a la CNN para dar las gracias públicamente a Kate Winslet por haber ayudado a evacuar a su madre, Eve Branson, de 90 años, y ponerla a salvo de las llamas. "Mi madre puede andar, pero fue más que nada por lo rçaopido que tuvo que realizarse el proceso. Winslet fue increible. Ella la cogió en brazos y se pusieron a salvo tan rápido como fue posible".

Incendio en la isla de Necker


Branson, dueño de la discográfica Virgin y uno de los hombres más ricos del Reino Unido, aseguró que reconstruirán las inmediaciones y construirán algo incluso más especial, no sin antes recordar que por fortuna “toda mi familia y amigos están bien, que es lo que realmente importa”.
Pasado el peligro, la actriz describe lo sucedido como si hubiera estado en un rodaje esperando a que el director dijera "corten", pero estas palabras nunca se llegaron a escuchar.


Más sobre: