Carolina Cerezuela y Carlos Moyá con su hija Carla disfrutan de unas placenteras vacaciones en Ibiza

Comienza el verano y Carolina Cerezuela, una enamora de Ibiza, ha vuelto a hacer de esta isla su refugio familiar en verano. La actriz y su marido, el tenista mallorquín Carlos Moyá, han comenzado sus vacaciones en la isla balear. La pareja con su hija, Carla, de diez meses, salieron a navegar en una embarcación de recreo por las cristalinas aguas de la isla Pitiusa. Vestida completamente de rosa con vestido y gorrito a juego, la 'reina' de la casa disfrutó de un día en barco con sus papás y un grupo de amigos de la pareja.


Carolina Cerezuela y Carlos MoyáVER GALERÍA


Desde que diera a luz Carolina Cerezuela se ha dedicado en cuerpo y alma a su pequeña, que el próximo 18 de agosto cumplirá su primer año de vida. La actriz ha compaginado pequeños trabajos como imagen de algunas firmas que no la quitaban mucho tiempo para estar al lado de su hija. Tanto para ella como para Moyá la prioridad siempre ha sido su familia y ahora incluso más, ya que Carlos Moyá anunció su retirada del tenis profesional el pasado mes de noviembre. Para un deportista nunca es fácil decir adiós a la que durante años ha sido su profesión, sin embargo, ahora está feliz en su papel de padre.  “La maternidad, vivir en pareja, formar una familia. Todo eso me llena completamente. Y dudo que encuentre algo en la vida que me aporte más satisfacciones. Yo siempre presumía de vivir muy a gusto sola. Hasta que probé lo bueno”, asegura Cerezuela.

Carolina Cerezuela y Carlos MoyáVER GALERÍA


Allá donde va ella está acompañada por su pareja y su hija, y viceversa: “Somos un pack”. Un día fuera de casa es todo lo que negocia esta actriz. Este último mes madre e hija han seguido a Carlos que ha recorrido varios países y ha ganado el Senior Tour. “Carlos dejó la ATP, pero no completamente el tenis. Ahora cuando le apetece sigue jugando. Y siempre nos lleva con él”.

Más sobre: