María Shriver vuelve a sonreír arropada por sus hijos

Tras su separación de Arnold Schwarzenegger, ellos han sido su mejor refugio y apoyo

Hace poco menos de un mes que María Shriver y Arnold Schwarzenegger anunciaron su separación y se supo que el ex gobernador de California tenía un hijo con una ex empleada de su hogar. Desde entonces ella ha continuado con su rutina dejándose ver incluso en público en la despedida del programa de Oprah Winfrey, pese al complicado momento personal que está atravesando. En estos momentos son sus cuatro hijos su mejor apoyo y los que logran devolverle la sonrisa con sus logros. Recientemente su hija mayor. Katherine, que es una gran promesa de la literatura, recibió un importante premio y ha sido ella también quien la ha inspirado.

María ShriverVER GALERÍA

PINCHE SOBRE LA IMAGEN PARA VER LA GALERÍA DE FOTOGRAFÍAS

Así lo cuenta la propia María Shriver en su cuenta personal de Twitter, en la que colgó algunos mensajes con motivo de la celebración del Memorial Day en Estados Unidos, en recuerdo de los caídos en combate. Refiriéndose a ellos escribió: “Este fin de semana, pienso en todos los que dieron su vida y en las familias que perdieron a un ser querido en este gran país. Tenéis nuestra profunda gratitud y respeto. Dios os bendiga. No sabemos lo que ocurre en la vida de mucha gente. En este día cuando tantos sufren la oscuridad o el silencio… pensemos en ello. Seamos amables con tanta gente que sufre”.

María ShriverVER GALERÍA


Y concluyó con un pensamiento provocado por un consejo que le dio su hija Katherine: “Mi hija me dijo una vez una gran frase de Platón: Sé comprensivo, porque cada persona que encuentres en tu camino está librando una dura batalla. Me encanta, muy cierto”. Unas palabras con significado. María pasó ese día recorriendo algunas tiendas de Los Ángeles con sus hijos y varios amigos, que son quienes en este momento han logrado devolverle la sonrisa. Así, con el rostro tranquilo y animado, las heridas se irán curando con el tiempo, se mostró María quien, tras el paseo, fue a cenar a Malibú con el grupo (el único ausente fue su hijo Patrick, de 17 años, que se había marchado unos días).

Más sobre

Regístrate para comentar