Maria Shriver se apoya en sus hijos para superar su separación de Arnold Schwarzenegger

Por su parte, el ex gobernador de California ha paralizado todos sus proyectos cinematográficos con la intención de solucionar sus problemas personales

Hay momentos en la vida en los que parece que todo lo que has construido se desmorona. Maria Shriver y Arnold Schwarzenegger formaban una de las parejas más consolidadas de California (25 años de matrimonio) hasta que hace unos días, el exgobernador confesó públicamente que tuvo un hijo hace diez años con una empleada del servicio doméstico de la familia.

A pesar de su difícil situación, la sobrina de John Fitzgerald Kennedy asistió con la mejor de sus sonrisas a la despedida de Oprah Winfrey en el Centro United de Chicago. En un comunicado explicó que estaba pasando momentos muy difíciles y que como madre únicamente le preocupaba el bienestar de sus cuatro hijos: Katherine, de 21 años, Christina, de 20, Patrick, de 17, y Christopher, de 13. Casualmente, Patrick ha cambiado su nombre en su perfil de Twitter. Ahora, en vez de ser Patrick Schwarzenegger es Patrick Shriver.

En torno a ellos, Maria quiere reconstruir su vida y prueba de ello es la noticia que publica este sábado la revista People. El pasado jueves, la ex mujer de Arnold Schwarzenegger volvió a sonreír gracias a su hija mayor. Katherine es una gran promesa de la literatura y recibió un importante premio bajo la atenta y emocionada mirada de su madre que horas más tarde escribió el siguiente mensaje en su cuenta personal de Twitter: "Felicidades a mi hermosa y brillante hija". La joven también ha utilizado las redes sociales para agradecer las muestras de cariño y apoyo que están recibiendo: "Son momentos muy difíciles, por eso os agradezco vuestro amor y apoyo para seguir adelante con nuestra vida. Siempre amaré a mi familia".

Y mientras María intenta reconstruir su vida, Arnold Schwarzenegger ha decidido paralizar su vuelta al cine tras ocho años dedicado a la política. Según un escueto comunicado enviado por Patrick Knapp, consejero del ex gobernador en materia de espectáculo, el actor austríaco prefiere resolver sus asuntos personales antes de ponerse de nuevo delante de una cámara: “Por petición de Arnold Schwarzenegger, hemos pedido a la agencia Creative Artists que informen a todos sus proyectos de películas en proceso o que se estén negociando que detengan sus planes hasta nuevo aviso", reza el texto.

Más sobre: