Eve Hewson, hija de Bono (U2), debuta en Cannes por la puerta grande: comparte protagonismo con Sean Penn en 'This must be the place'

La actriz cumplirá 20 años el próximo mes de julio y ya puede presumir de haber pisado la alfombra roja de uno de los festivales de cine más prestigiosos del mundo

Cada edición del Festival de Cine de Cannes cuenta con la presencia de numerosos actores y actrices ya consagrados que acuden a la ciudad francesa para presentar sus últimas películas y obtener el aplauso de la crítica, sin embargo, también es el perfecto escaparate para descubrir nuevas estrellas que en los próximos años darán que hablar. Si hace unos días hablábamos de Lizzie, la hermana pequeña de las gemelas Olsen, en esta ocasión ha sido Eve Hewson, hija de Bono, líder de U2, la que ha debutado en la penúltima jornada del certamen acaparando todas las miradas.

A pesar de su juventud, cumplirá 20 años el próximo mes de julio, Eve ya puede presumir de haber pisado la alfombra roja de uno de los festivales de cine más prestigiosos del mundoVER GALERÍA


A pesar de su juventud, cumplirá 20 años el próximo mes de julio, Eve ya puede presumir de haber pisado la alfombra roja de uno de los festivales de cine más prestigiosos del mundo y además lo ha hecho sin pasar desapercibida ya que para la ocasión, apostó por un 'look' de lo más llamativo en el que combinó un vestido con estampado de estrellas y collar de color verde flúor de Miu Miu con unos zapatos de plataforma morados.

La actriz no ha podido empezar con mejor pie su carrera ya que ha compartido pantalla ni más ni menos que con Sean Penn en el filme This must be the place. Algo nerviosa pero emocionada por el día tan especial que estaba viviendo, la hija de Bono y Ali Hewson llegó a Cannes acompañada por el director de la película, el italiano Paolo Sorrentino, y los actores Liron Levo, Heinz Lieven, Judd Hirsch y Simon Delaney. 

La hija de Bono (U2) no ha podido empezar con mejor pie su carrera ya que comparte pantalla con Sean Penn en 'This must be the place'VER GALERÍA


En la cinta, que aborda la cuestión del genocidio nazi y la búsqueda de sus máximos responsables, Sean ha tenido la oportunidad de meterse en la piel de Cheyenne, una estrella de rock en decadencia un tanto excéntrica inspirada en el líder de The Cure, Robert Smith. Maquillaje gótico, melena despeinada... El actor, al que no hemos visto acompañado por Scarlett Johansson, no ha tenido ningún reparto en trasformar de nuevo su imagen para meterse en la piel de un personaje tal y como ya hizo en la película Mi nombre es Harvey Milk por la que consiguió el Oscar al Mejor Actor.

El filme competirá con la española La piel que habito de Pedro Almodóvar para conseguir la ansiada Palma de Oro que se entregará mañana, 22 de mayo. ¿Qué película se alzará como la gran triunfadora de la noche? Ojalá el festival premie la labor del director manchego.

Más sobre: