La belleza de Angelina Jolie y el humor de Jack Black, cóctel ganador en Cannes

La pareja presentó junto a Dustin Hoffman la segunda parte de la película de animación 'Kung Fu Panda'

Natural, casi sin maquillaje, simpática… así ha desembarcado Angelina Jolie en Cannes. Acostumbrada de sobra al revuelo que se forma a su alrededor cada vez que aparece, la estrella apenas se ha inmutado ante las decenas de cámaras que la esperaban en el photocall. Con la melena suelta y un sencillo vestido en tono beige, con escote cruzado y ceñido a la cintura, la actriz ha derrochado sonrisas y estilo levantando suspiros a su paso.

Angelina Jolie y Jack BlackVER GALERÍA

PINCHE SOBRE LA IMAGEN PARA VER LA GALERÍA DE FOTOGRAFÍAS


Angelina –de momento sola aunque Brad Pitt también tendrá su día en Cannes con la película The Tree of Life- pone la voz a la segunda parte de la cinta Kung Fu Panda, al personaje de una guerrera tigresa, por quien ya habló en la primera parte. En la rueda de prensa, destacó el carácter amable y pacífico de la historia. “No lo veo como una película demasiado violenta” comentó, “es aquel que no quiere utilizar la violencia” quien salva el día. Sus hijos practican artes marciales y la actriz dijo que es una actividad que beneficia su espíritu tanto como su cuerpo. “Los niños son niños y tienen una energía natural. Es maravilloso que practiquen artes marciales para enseñarles disciplina, respeto y el control de su cuerpo” recalcó. En otras recientes declaraciones aseguró además que sus pequeños se habían reído muchísimo cuando habían visto la cinta. "¡A los niños les encantó!".

Angelina Jolie y Dustin HoffmanVER GALERÍA


Su compañero de reparto Jack Black sacó su vis más cómica para gastar bromas con el enorme oso panda protagonista que mostró su enorme “barriguita” a la prensa. “Es todo kung fu. Así que en cierto modo es una película pacífica. No me gustan las armas. No tengo ninguna” recalcó Black. Dustin Hoffman completó la terna de doblaje y, sorprendido por la cantidad de fotógrafos congregados, no dudó en ejercer él mismo como reportero: cogió su móvil y sacó una instantánea convirtiéndoles a ellos durante un segundo en las estrellas. En esta jornada se presentaron además We need to talk about Kevin y Sleeping Beauty.

Más sobre: