María Isbert, ovacionada por miles de personas en ‘su última función’

La capilla ardiente con los restos mortales de la actriz ha sido instalada en el teatro Circo de Albacete

"Está haciendo su última función. Se va a levantar el telón para que todos puedan despedirla en el lugar donde ha sido verdaderamente feliz, el escenario de un teatro". Con estas palabras Carlos Spitzer Isbert, uno de los hijos de la fallecida María Isbert, ha querido agradecer el apoyo que está recibiendo la familia en estos momentos. Miles de personas han acudido al Teatro Circo de Albacete, donde está instalada la capilla ardiente para dar su último adiós a María Isbert, a la que han calificado como una gran actriz y una excelente persona.

De su madre, Carlos Spitzer ha subrayado que "ha sido una persona siempre con un humor fantástico, aunque siempre ha estado delicada de salud pero cuando ha tenido algún problema, o algo le dolía, se iba a su misa, comulgaba y venía, y era otra mujer". "Ha tenido una fe extraordinaria y eso le ha dado mucha fuerza pero, desde luego, el ejemplo que nos deja a nosotros es que ha sido una mujer perseverante, que amaba este trabajo, que era lo que más le gustaba. Ha sido una mujer extraordinaria".

Otro de sus hijos, el actor Tony Isbert ha calificado de "admirable" el cariño que la gente tenía hacia su madre y hacia su abuelo el actor Pepe Isbert. El intérprete ha recordado que, profesionalmente, su madre era "una compañera entrañable", que "nunca tuvo envidia de nadie, se alegraba de los triunfos de los compañeros". "Ya no las fabrican así", ha dicho un emocionado Tony Isbert, que ha recordado que la actriz actuó por primera vez en el escenario del Teatro Circo en 1939.

La capilla ardiente permanecerá en este teatro hasta las 10 horas de mañana, cuando los restos mortales de la actriz serán trasladados a su localidad natal, Tarazona de La Mancha, donde se oficiará el funeral y será enterrada en el panteón familiar del cementerio de Tarazona, donde también descansan los retos de su padre, Pepe Isbert.

María Isbert siempre tuvo mucho cariño hacia todo el público y, en especial, hacia el público de Albacete y de Tarazona de La Mancha. Por ello el alcalde de su localidad natal, Faustino Oltra, ha señalado que el Ayuntamiento ha decretado dos días de luto oficial, mientras que la alcaldesa de Albacete, Carmen Oliver, ha adelantado que propondrá poner el nombre de una de las calles de la ciudad a María Isbert.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más